Política Sectores

La UE aplaza hasta la próxima semana la puesta en marcha de las nuevas sensaciones para dar tiempo a negociaciones de paz

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea han acordado aplazar hasta la próxima semana la entrada en vigor de nuevas sanciones contra 19 personas y nueve entidades relacionadas con el conflicto en el este de Ucrania, para atender a la petición de Kiev de “dar una oportunidad” a las negociaciones en marcha.

Los ministros han discutido una “sugerencia de los ucranianos” para no introducir nuevas medidas restrictivas hasta ver cuál es el resultado de la cumbre del miércoles en Minsk, entre Rusia y Ucrania, con la mediación de Alemania y Francia, han explicado a Europa Press fuentes europeas.

Las sanciones no entrarán en vigor hasta el próximo lunes, 16 de febrero, para “dar espacio a los esfuerzos diplomáticos” y como “señal de apoyo” de la Unión Europea a las negociaciones, añaden las fuentes.

Los ministros han aprobado los textos legales necesarios para introducir las sanciones, pero han aplazado su aplicación hasta el lunes. Para revocar la publicación de las medidas restrictivas en el Diario Oficial de la Unión Europea, y por tanto su entrada en vigor el día 16, sería necesario que los Estados miembros acordaran “por unanimidad” ese cambio.

Los 28 consensuaron la ampliación de la lista la semana pasada y dejaron su aprobación formal para la reunión de ministros de este lunes en Bruselas. Sin embargo, la perspectiva de una cumbre en Minsk el miércoles, aún por confirmar, les ha llevado a “dejar un margen”.

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, ha indicado en declaraciones a la prensa que los ministros mantienen la decisión de introducir estas sanciones, acordadas en su momento en respuesta a los bombardeos de Mariupol, pero que “su aplicación se hará a la luz de la situación sobre el terreno”.

“Haremos balance de aquí al próximo lunes”, ha señalado el ministro galo, para explicar que la entrada en vigor de las medidas dependerá de lo que suceda el miércoles en Minsk.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Stenmeier, ha avisado a su llegada a la reunión con sus colegas europeos de que la cumbre de Minsk “no está asegurada” todavía, ya que quedan asuntos por cerrar. “Todavía queda un duro trabajo”, ha explicado a la prensa.

En cualquier caso, la decisión sobre estas y otras sanciones más centradas en el área económica podrá ser discutida el jueves por los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea, en el Consejo europeo informal que celebran en Bruselas.

EUROPA PRESS