Sectores

La UE y EEUU se comprometen a intensificar negociación del TTIP en 2016

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, y el representante de Comercio Exterior de EEUU, Michel Froman, acordaron hoy “intensificar” las negociaciones abiertas para un acuerdo de libre comercio e inversiones a lo largo de 2016, año en el que esperan cerrarlas.

Malmström y Froman se reunieron hoy en Bruselas para abordar el estado de las negociaciones del TTIP después de que el representante estadounidense se entrevistase ayer con el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y con el comisario europeo de Servicios Financieros, Jonathan Hill.

Los máximos responsables comerciales de la UE y EEUU afirmaron que en su encuentro de hoy “acordamos intensificar más nuestro trabajo en 2016 para ayudar a que las negociaciones avancen rápidamente”.

Para ello, se refirieron a avanzar trabajo entre sesiones además de reunirse en el formato tradicional de rondas negociadoras, y a incrementar el nivel de consultas ministeriales sobre los textos.

“La UE y EEUU han hecho progresos considerables hacia un tratado transatlántico sobre comercio e inversiones en el último año”, destacaron en un comunicado conjunto, en el que señalaron que ese avance se ha producido especialmente desde la cumbre del G7 (países más industrializados) en la ciudad alemana de Elmau en junio pasado, cuando las partes decidieron “acelerar los trabajos”.

Tanto Malmström como Froman aseguraron estar “totalmente comprometidos con alcanzar con toda prontitud un acuerdo ambicioso e integral”, que promueva el crecimiento económico y el empleo, refuerce la asociación estratégica entre las partes y “refleje nuestros valores compartidos”.

La negociación del TTIP está siendo muy contestada por una parte de la sociedad civil, que cree que este tratado puede reducir los estándares laborales y ambientales de la UE, así como aumentar el desempleo.

En cambio, en un encuentro el jueves con la prensa, Froman aseguró que este acuerdo “no es un esfuerzo por rebajar estándares o debilitar regulaciones, ni pretende forzar la privatización de los servicios públicos”.

En cambio, aseguró que “es un esfuerzo por ver cómo podemos eliminar estas barreras innecesarias entre nuestros mercados y aproximar más nuestros regímenes de regulación”.

El TTIP se empezó a negociar en julio de 2013 y aspira a la creación de la mayor zona de libre comercio del mundo y sentar un referente mundial con la armonización de la regulación europea y la estadounidense.

La undécima ronda de negociaciones se cerró en octubre en Miami (EEUU) con “progresos sustanciales” y la siguiente se espera que tenga lugar a primeros de febrero.

EFECOM