Destacado Economía Nacional Noticias Política

La UGT critica la gestión del ERE de Bankia y pide derogar reforma laboral

UGT consideró este viernes que “es tiempo” de derogar la reforma laboral de 2012 porque ha provocado pérdida de poder adquisitivo, y de repartir la riqueza que se genera.

El sindicato hizo esta valoración tras conocerse que la inflación en España se moderó hasta el 1,1% en abril. UGT también recordó que la economía creció un 2,9% en tasa interanual en el primer trimestre, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La central que dirige Pepe Álvarez valoró que la reforma laboral ofrece un panorama del mercado de trabajo donde “prima la temporalidad”, la parcialidad involuntaria y el paro de larga duración.

UGT apuntó que la reforma de 2012 ha provocado una devaluación salarial que “ha supuesto que los salarios hayan perdido poder adquisitivo” y es “culpable” de que el crecimiento no se esté repartiendo debidamente.

Criticó que la propuesta de la patronal española “solo ahonda en una devaluación salarial que hace peligrar el crecimiento, incrementa la desigualdad y nos pone en puestos de cabeza de Europa en pobreza laboral”. Por todo ello, avisó de que mantendrá “vivo” el proceso de movilizaciones.

CRITICAS A BANKIA POR SU GESTION DEL ERE,  E INTEGRACION CON BMN Y MOVILIDAD GEOGRAFICA

El sindicato mostró su “total disconformidad” por el escaso nivel de detalle de la información que facilitó el banco en la última reunión de seguimiento del ERE. Por otra parte, la UGT pidió a Bankia que dote a las sucursales de “instrucciones claras” sobre el proceso para realizar novaciones y adecuaciones de préstamos procedentes de BMN. Además, el sindicato indicó que “siguen sin solucionarse los efectos negativos de la integración y la gran afluencia de público a sucursales de territorios mayoritariamente de procedencia BMN”.

La UGT  también condenó hoy la decisión de Bankia de denegar más de la mitad de solicitudes de movilidad geográfica solicitadas por trabajadores del grupo financiero en el marco de las medidas de ajuste laboral puestas en marcha tras la fusión con BMN. En concreto, según datos facilitados por UGT, de las 398 solicitudes de movilidad, la entidad ha concedido 181 y denegado 217. De esta manera, las peticiones rechazadas suponen el 54,5% del total.