Patrocinado

La última jugada de Atrapacrédito que ha situado a esta ‘fintech’ a la vanguardia de las “comparadoras” de créditos

Una inversión estratégica cuyos frutos hacen que este sea un caso interesante para muchas compañías, del mismo sector o incluso de otros

Si bien la española atrapacredito.com ya contaba con renombre en el sector, resulta innegable que en cualquier ambiente empresarial esta predominancia es siempre efímera e inestable, más aún si cabe al tratarse de compañías que operan en la red, donde la competencia, como es lógico, se dispara.

 

 

Por fortuna para ellos, desde este servicio de comparativa de créditos lo tienen muy claro, de manera que en lugar de dormirse en los laureles han continuado perfeccionando su utilidad para los usuarios. Y esa es la razón por la que en este artículo vamos a comentar el nuevo software que han desarrollado, centrándonos en aquellos aspectos de su obrar que pueden ser extrapolables de forma amplia a otras empresas.

 

Un novedoso algoritmo que deja atrás a las demás comparadoras

La fintech ha lanzado un nuevo software en su portal en línea, que por supuesto ya cumplía condiciones irrenunciables como una accesibilidad adaptada a todos los dispositivos y un uso intuitivo y rápido, acorde con la velocidad a la que se vive en estos tiempos.

 

Ahora su algoritmo, en lugar de limitarse a enumerar opciones de préstamos u ordenarlas según las características de sus ofertas, se enfoca en procesar la información dispensada por los usuarios para ofrecerles los resultados acordes a su situación, primando la probabilidad de concesión de los créditos en lugar de solo tener en cuenta las condiciones ofrecidas por estos sin tomar en consideración la viabilidad de los mismos.

 

Esto, como es natural, resulta muy apreciado por los usuarios, puesto que en el caso opuesto en lugar de encontrarse con una herramienta útil para enfocar la, en ocasiones, odisea de obtener un préstamos acorde a sus circunstancias y necesidades, lo que suelen tener a su alcance son comparadoras que les obligan a ver una oferta atractiva tras otra tan solo para que, en el momento de solicitar el crédito, este les sea denegado. Por consiguiente, la mayoría de empresas del sector se dedican más a “poner la miel en los labios” de sus clientes que a brindarles un servicio verdaderamente útil.

Enfocados en el cliente sin perder de vista el mercado

Como podemos ver con suma facilidad, el propósito de la compañía era modificar el funcionamiento de su servicio para que este se oriente hacia el usuario, en vez de hacerlo hacia el mercado. Y es que un entendimiento exhaustivo y en constante renovación del mismo es vital para cualquier empresa, más en lo que debe estar enfocada es en sus clientes. Disponer de toda la información referente al sector en el cual se opera de nada sirve si a la hora de traducir este conocimiento en un servicio de la más excelente calidad nos equivocamos a la hora de establecer el eje en torno al que nuestras decisiones deben girar.

 

Por lo tanto, es indispensable tener claro que la idea de centrarse en la satisfacción del usuario nunca ha de convertirse en un eslogan, sino que debe continuar siendo la premisa a partir de la cual tomamos toda decisión relevante respecto del camino que una compañía ha de seguir, puesto que a pesar de que mercado y empresas resulten tan imponentes, quienes detentan el auténtico poder en un entorno económico son los clientes, cuyo favor eleva a las compañías hasta esas alturas a que todo empresario aspira, y cuyo desprecio puede conducir a la ruina incluso a la empresa mejor establecida.

Constante renovación, un requisito indispensable

Ya al comienzo del artículo mencionamos algo que a estas alturas no resulta sorpresivo para nadie: que la red es un entorno mucho más amplio y dinámico de lo que jamás fuera ningún otro. El sector financiero, que tan bien logra adaptarse a los cambios gracias en gran medida a su propia naturaleza tan cambiante como compleja y a la capacidad de improvisación y mejora de sus principales integrantes, es a menudo pionero a la hora de adaptar las nuevas tecnologías para fortalecer y diversificar el mercado.

 

Esto resulta muy positivo, abriendo las puertas de la innovación y el progreso, pero también hace más difícil para los usuarios (e incluso para las propias empresas) estar al tanto de cuanto ocurre, incluso si tan solo se centran en la información de mayor utilidad inmediata (dado que pocos conocimientos pueden ser considerados inútiles). El algoritmo desarrollado por Atrapacredito pone solución a este problema en lo que a su sector se refiere, permitiendo de manera gratuita y ágil que sus usuarios comprueben todas las ofertas haciendo que estas pasen por un filtro que se basa en lo que a ellos, de modo específico, más va a interesar.

 

La eficacia y la rapidez siempre han sido virtudes determinantes a la hora de que una empresa logre mantenerse o termine ahogada en el olvido, circunstancia que, a pesar de que ha estado presente desde que el mundo es mundo, es en esta nueva era todavía más patente.