Política Sectores

La Unión Europea y Filipinas negocian un nuevo acuerdo que permita el Libre Comercio

Se actualizaría, así, el Acuerdo de Asociación y Cooperación firmado en julio de 2012 y que actualmente rige las relaciones entre ambos mercados.

Se ha dado el pistoletazo de salida a lo que será un futuro acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Filipinas. Así lo han confirmado la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmström y el Secretario de Comercio e Industria de Filipinas, Gregory Domingo.

Ambos representantes han decidido iniciar las negociaciones hoy. En este sentido, la propia Malmström ha declarado que “el inicio de las negociaciones con Filipinas marcarán un hito en las relaciones entre la UE y este país, y será una nueva prueba del compromiso de la UE con el Asia Sudoriental”.

El acuerdo cubrirá, según los primeros datos, un amplio conjunto de cuestiones, como son la supresión de los derechos de aduana y otros obstáculos de comercio, los servicios y las inversiones, el acceso a los mercados de contratación pública, y otras disciplinas en el ámbito de la competencia y la protección de los derechos de propiedad intelectual.

Filipinas crece económicamente

Según los datos que ha facilitado la Comisión Europea, a través de un comunicado oficial, Filipinas es la quinta economías más importantes de la región y se aúpa hasta el segundo puesto dentro de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN).

Es por ello que la comisaria de Comercio europeo ha querido destacar que “Filipinas ha sido una de las economías de más rápido crecimiento en la región en los últimos años”. Este nuevo tratado se completaría para “conseguir que las compañías europeas disfruten de las condiciones adecuadas para aprovechar el gran potencial del país”.

En la actualidad, la Unión Europea se ha convertido en el cuarto socio comercial más importante del país insular. Para muestra un botón, en 2014 la Unión Europea exporto bienes por valor de 6.800 millones de euros; mientras que las transacciones en el sentido contrario ascienden hasta los 5.700 millones.

Adrián C. D´Aniello