Política Sectores

La vicepresidenta del Gobierno a los militares españoles que participan en la misión de la OTAN en Afganistán

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado este lunes desde la base de Herat, en el oeste de Afganistán, la labor y la entrega de los militares españoles que participan en la misión de la OTAN en este país asiático, y ha subrayado que representan los valores y las libertades de España y transmiten que “España es un país de vanguardia”.

Sáenz de Santamaría ha destacado que los militares son un ejemplo de “trabajo y solidaridad” con el pueblo afgano, cuyo “respeto” se han ganado, durante una visita relámpago de apenas cuatro horas con motivo de las fiestas navideñas al contingente español desplegado en la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), en la que no se han rendido honores a las autoridades ni ha habido el tradicional homenaje a los caídos.

En declaraciones a los medios de comunicación, la vicepresidenta ha reconocido la labor de los más de 450 militares que participan en esta operación en la base de Herat, donde controlan el aeropuerto civil y militar, un hospital Role 2 que atiende a personal tanto militar como civil y se encargan de la protección del perímetro de la base.

La vicepresidenta se ha mostrado muy satisfecha por poder conocer “sobre el terreno” el trabajo que realizan las tropas desde que los primeros militares llegaron a Afganistán en enero de 2002, ya que a lo largo de este tiempo “han logrado ganarse el respeto del pueblo afgano por su trabajo y solidaridad”. Unos 26.000 militares y guardias civiles de nuestro país han pisado tierras afganas.

Tras visitar el hospital Role 2 instalado en la base de Herat y que está mandado por primera vez por una mujer, la teniente coronel del Ejército de Tierra Ana Betegón Díaz, la número dos del Gobierno ha señalado que con este servicio “España vuelve a ser un ejemplo solidario de atención con su medicina, una de las mejores del mundo”.

BRINDIS CON EL CONTINGENTE

Después, en el tradicional brindis con el contingente español, ha felicitado a las tropas por la labor realizada porque, después de casi 13 años en Afganistán, las Fuerzas Armadas han demostrado que son “una institución de elite” y que están “muy bien instruidas y capacitadas”.

“Ustedes son la vanguardia de nuestros valores, libertades y saber hacer y han demostrado que son capaces de transmitir que España es un país de vanguardia”, ha añadido la ‘número dos’ del Gobierno tras lo cual ha brindado con los militantes por el Rey y por España.

La vicepresidenta ha llegado a Herat a bordo de un Airbus A310 de la Fuerza Aérea Española en torno a las 5.15 hora española (las 8.45 en Afganistán) acompañada por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez. Allí han sido recibidos por el jefe del Mando Oeste de ISAF, el general de brigada italiano Mauricio Scardino, y por el comandante de la base, el coronel Enrique Biosca.

Contrariamente a lo que ha sucedido en anteriores ocasiones cuando una autoridad del Gobierno ha visitado esta base, el contingente español no ha rendido honores a la vicepresidenta. Tampoco ha sonado el himno de España en ningún momento, no se ha pasado revista a las tropas ni ha habido homenaje a los caídos. En cambio, Sáenz de Santamaría y Morenés sí han guardado un minuto de silencio frente al monumento a los que dieron su vida por España.

Afganistán ha sido la misión que se ha cobrado más vidas entre las Fuerzas Armadas españolas: un total de 97 militares, dos guardias civiles y un intérprete han perdido la vida desde 2002, la mayoría por accidentes aéreos o terrestres, aunque también por ataques de la insurgencia, algunos de ellos suicidas.

NUEVA MISIÓN APROBADA

El contingente español que se encuentra actualmente en Herat, unos 460 militares, es el que formará parte de la nueva misión de la OTAN Resolute Support (Apoyo Decidido), que tendrá unos 12.000 efectivos internacionales y estará dedicada fundamentalmente al asesoramiento e instrucción del Ejército afgano. Esta nueva misión comenzará a funcionar en enero de 2015 y el Gobierno español ya ha aprobado la participación de nuestro país.

Según ha explicado el ministro de Defensa a los medios en Herat, la autorización que haga esta misma semana el Congreso para la misión será de al menos un año, pero el Ejecutivo calcula que la participación española se prolongará hasta 2016. El año que viene, el contingente permanecerá casi con toda seguridad en Herat, trasladándose después una parte del mismo a Kabul, donde se encuentran los cuarteles generales de la operación de la OTAN.

Para Morenés, los militares españoles llevan realizando desde 2002 una “extraordinaria labor” en beneficio del pueblo afgano, pero también por el “prestigio” de España en el exterior.

Durante la visita, la vicepresidenta y el ministro de Defensa han sido informados de la labor de los aproximadamente cien militares que conforman la fuerza de protección (force protection) de la base, un cometido que seguirán realizando a partir de 2015, cuando comience la nueva misión de la Alianza Atlántica.

ATENDIDA POR LA SANIDAD ESPAÑOLA

Después se han desplazado hasta el hospital Role 2, donde han sido guiados por las instalaciones por la teniente coronel Betegón y Sáenz de Santamaría ha podido charlar con Setara, una mujer afgana de 24 años que fue mutilada por su propio marido –le cortó orejas, labios y nariz– y ha sido atendida por la sanidad militar española.

Setara viajó a España el pasado septiembre para someterse a una intervención quirúrgica en el Hospital Militar Gómez Ulla, tras lo cual volvió a Afganistán y desde entonces se encuentra en el Role 2 recuperándose. La vicepresidenta se ha alegrado por su evolución y le ha dicho que se verán próximamente en Madrid, ya que Setara volverá a ser operada en España en enero.

Esta mujer afgana era este lunes la única paciente del Role 2. Aunque la insurgencia sigue matando en el país asiático, el ministro ha asegurado que el hospital atiende “cada vez menos intervenciones”. Eso sí, ha remarcado que los militares españoles “no bajan la guardia”.

A la pregunta de si España pierde poder en la misión al ceder el año que viene el mando de la base de Herat al Ejército italiano, Morenés ha restado importancia a este hecho y ha subrayado que las tropas españolas tienen su “rol que cumplir en cada momento” y eso es lo que van a hacer en cada ocasión.

EUROPA PRESS