Economía

La volatilidad sigue haciendo acto de presencia en este inicio de 2015

Esta primera sesión del año ha vuelto a estar caracterizada por los altibajos en los mercados. El Ibex ha llegado a marcar mínimos de 10.230 puntos y máximos de 10.440 en la sesión, si bien finalmente ha cerrado en los 10.350 registrando una subida del +0,67%. Peor suerte han tenido otros grandes índices europeos, que han finalizado con pérdidas la primera jornada bursátil después de fin de año: DAX -0,42%, CAC -0,48% o Eurostoxx -0,22%. Estos países han acusado los datos de PMI manufacturero europeos, que han resultado ser peores de lo esperado.

En España, la sesión ha sido especialmente benigna para los considerados ‘bancos medianos’, cuyas carteras de deuda pública han visto un aumento considerable de precios. Es el caso de Popular o Sabadell, que han repuntado un +6,4% y un +5% respectivamente. Pero las más alcistas hoy han sido Abengoa (+7,5%) y Sacyr (+7%), ésta última gracias a su victoria parcial en los Tribunales acerca de los sobrecostes del proyecto de ampliación del Canal de Panamá.

En el otro lado de la clasificación se han situado en rojo blue chips como Telefónica (-0,04%), Inditex (-0,17%) o Iberdrola (-0,18%). Sin embargo, las mayores caídas se han producido en Endesa (-2,84%) o Red Eléctrica (-0,64%), ya que hoy descontaban el reparto de dividendo a sus accionistas.

En el mercado ha quedado reflejada la publicación de una entrevista a Mario Draghi en un periódico alemán. Tras la misma, cada vez son más los que apuestan que al Banco Central Europeo no le quedará otra que lanzar su particular QE (quantitative easing). Este sentimiento se ha notado especialmente en el mercado deuda, donde la prima de riesgo ha llegado a cotizar por debajo de los 100 puntos básicos. Esta caída de las rentabilidades de la deuda pública no sólo se ha producido en España sino también en Alemania, donde su bono a diez años otorga una rentabilidad de menos de 0,50%. De hecho, en la curva de la deuda pública germana incluso el bono a 5 años otorga ya rentabilidades negativas.

El dato más importante del día es el PMI manufacturero del conjunto de la Eurozona, el cual ha sido de 50,6 puntos (inferior al dato esperado por el consenso de analistas de 50,8). Mientras que el dato ha sido superior a los de los 17 meses anteriores a excepción del mes de noviembre, la cifra vagamente supera la barrera de 50 que indica cierta expansión.

Al otro lado del Atlántico, EE.UU. ha presentado el PMI manufacturero del mes de diciembre que desciende y se sitúa en 53,9, una décima menos de lo estimado. El gasto en construcción también desciende un -0,3% frente al crecimiento de +0,4% que esperaba el consenso de analistas.

También retrocede el ISM manufacturero, que cae hasta 55,5 en lo que supone su nivel más bajo en 6 meses. Una explicación puede ser que las compañías americanas están comenzando a reducir los planes de inversión ya que el crecimiento de los mercados extranjeros está siendo lento y los precios del petróleo están afectando a las compañías productoras nacionales.

Tras conocerse estos datos, las bolsas de Wall Street se han dado la vuelta y cotizan a la baja.

Self Bank