Sectores

Las apps de transporte tienen futuro

¿Será posible que en 2020 usemos una única aplicación para el transporte?  Según un estudio publicado por Xerox sobre la innovación tecnológica en el transporte, la mitad de los encuestados piensa que será una realidad para ese año. El 27% cree que utilizarán un coche autónomo.

Los ciudadanos tienen unas expectativas muy altas con respecto a las innovaciones futuras en los servicios del transporte. El estudio hace referencia al gran reto al que se enfrentan las ciudades para un sistema de servicios de transporte integrado en sus smartphones. “La movilidad es complicada, las infraestructuras complejas y probablemente esté fuera de nuestro alcance usar mayoritariamente tecnologías que no requieran conductor en 2020”, explica Pat Elizondo, vicepresidente senior de Marketing y Ventas Globales en la división de Sector Público de Xerox, compañía líder en el mercado de sistemas de transporte inteligentes. “No obstante, existen diferentes formas para que las ciudades puedan cubrir las demandas de los ciudadanos en materia de innovación y mostrar su progreso durante ese periodo de tiempo, incluyendo la integración en una única aplicación móvil que unifique todos los servicios de transporte”, explica.

La aplicación innovadora

La empresa lanzó a principios de año la app “Go”, que se ha mostrado en el stand de Xerox del 10 al 14 de octubre en la feria ITS World Congress junto con otras tecnologías innovadoras que ayudan a resolver los grandes retos de la movilidad urbana.

La aplicación ha sido lanzada exclusivamente para móviles para satisfacer la demanda de los ciudadanos. Actualmente está siendo probada en Los Ángeles, Denver, Centennial and Bangalore. La app recoge información sobre las alternativas de transporte disponibles en una ciudad y calcula el camino más rápido, barato y sostenible para llegar a nuestro destino. “Al proporcionar aplicaciones tan sofisticadas como Go LA y Go Denver, estamos abriendo la puerta al cambio de comportamiento entre las ciudades”, continúa Elizondo. “Mientras que las generaciones más jóvenes son más propensas a usar el transporte público, los más mayores siguen prefiriendo usar el coche. Por eso este tipo de aplicaciones son una excelente manera de conseguir que todos los ciudadanos estén de acuerdo en utilizar otras alternativas que reducirán los atascos en la ciudad y harán que la infraestructura existente se utilice de una forma más eficiente”, concluye.