Destacado Nacional Noticias PYMES

Las asociaciones de autónomos responden al Gobierno: “Lo que han propuesto no es bajar los impuestos, es adecuar las cotizaciones a los ingresos”

Los autónomos han reaccionado a la propuesta de rebajar impuestos a los trabajadores por cuenta propia que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, anunció tras reunirse con Pedro Sánchez. La Asociación de Trabajadores Autónomos pide “rigor y no generar expectativas que se convertirán en frustración”.

El líder de Podemos anunció, tras reunirse con Pedro Sánchez, que ambos habían llegado a importantes acuerdos, entre ellos, la bajada de impuestos a los autónomos que no lleguen a la base mínima. Sin embargo la reacción no se ha hecho esperar. “No se trata de una bajada de impuestos a los autónomos como se ha dicho, se trata de la bajada de una cuota, es importante hacer esa diferenciación”, explican desde Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).  Desde esta asociación, aplauden la reducción, pero piden seriedad en las declaraciones, porque se ha anunciado una bajada de impuestos a los autónomos que no es real, ya que adecuar las cotizaciones a los ingresos no es bajar los impuestos.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, afirmó que “reducir la cuota de cotización a autónomos que no lleguen a la base mínima es de justicia y una vieja reivindicación, pero no podemos confundirlo con una rebaja de impuestos a los autónomos”. Y pidió “rigor” a la clase política porque “hoy muchos autónomos leerán, escucharán y verán que se les van a bajar los impuestos generando unas expectativas que luego se convertirán en frustración”.

La propuesta anunciada por el Gobierno implica bajar las cuotas a aquellos autónomos que no lleguen a la base mínima, que actualmente es de 932,7€/mes. El número de autónomos que no alcanzan esta base mínima se cifran en  800.000, lo que implica que estas reducciones se aplicarían al 30% del total de autónomos que hay en España. Para los que superan esta base mínima, habría que adecuar las cuotas a los beneficios, por lo que también podrían modificarse en sentido opuesto, subiendo sus cuotas. Esto es lo que no comparte ATA, pues habrá autónomos que coticen menos, y otros, la mayoría que puede que coticen más.

ATA y APTA, las dos asociaciones de autónomos más importantes, han elaborado una propuesta conjunta sobre cómo aplicar la adecuación de la cotización de los autónomos a los ingresos netos. “Nosotros hemos hecho 5 tramos, de tal manera que, a la gente que no llegue a la base mínima se le bajaría la cuota, habría gente que estaría exenta, y el resto se iría adaptando. Nosotros creemos que a los únicos que se les subiría la cuota sería a aquellos que ingresan más de 30.000€”, han explicado fuentes de ATA, que añaden que “ahora mismo, la cuota es voluntaria, hay un máximo y un mínimo y puedes solicitar lo que pagas, lo cual repercute en las prestaciones que recibes. Lo que hemos propuesto es mantener esa voluntariedad dentro de unos tramos”.

Los tramos que proponen ATA y UPTA, serían uno por debajo del Salario Mínimo Interprofesional de 50 euros al mes, otros del SMI hasta 30.000 euros que seguirá eligiendo la base de cotización, un tercero entre 30.000 y 40.000€ de rendimiento neto que elige cada año su base pero en junio, una vez conocido el rendimiento neto del año anterior, y que tiene que aportar la diferencia entre la base cotizada y una base fijada de 15.000€/año para este tramo, un cuarto tramo entre 40.000 y 60.000€ que también podría elegir su base de cotización, y un quinto tramo de más de 60.000€ y que fija una base de 24.000€/año.

Con este acuerdo, según ATA, 3 de cada cuatro autónomos no se verán afectados ni se incrementará su base de cotización.