Economía

Las bolsas europeas abren con rebotes del 1% tras la pésima sesión de ayer

Wall Street moderó sus caídas en la recta final de la sesión, lo que no impidió que los principales índices registraran importantes pérdidas en la primera sesión del año: Dow Jones -1,58%, S&P -1,53% y Nasdaq -2,08%.

Los datos de actividad manufacturera estadounidenses mostraron cierta contradicción, ya que si bien el PMI manufacturero batió estimaciones (51,2 vs 51,1 est), el ISM quedó por debajo de lo esperado: 48,2 vs 49 est. También defraudó el ISM precios pagados: 33,5 vs 35,5 est.

Lejos de rebotar, los descensos que vimos ayer en Asia se han prolongado esta madrugada, con retrocesos del -0,42% para el Nikkei japonés y del -0,65% para el Hang Seng.

Sin embargo, Europa ha arrancado la sesión con ganas de rebotar. El Ibex, que ayer sufrió su peor inicio de año desde 1997, avanza un +0, 44% transcurrida media hora de negociación y ha llegado a ir subiendo un +1,2% en la apertura. Se sitúa en los 9.358 puntos.

Dentro del Ibex, Gamesa lidera de nuevo las ganancias. Tras ganar un +107% en 2015, ha iniciado con buen pie este nuevo año: ayer sumó un +1,2% y lo hace más del +2,5%. Le siguen de cerca Sacyr y Arcelormittal con repuntes cercanos al 2%. En el lado de las caídas se colocan apenas cinco valores, entre ellos algunos pesos pesados como Santander, Inditex y Repsol.

A las 9:00 hemos conocido los datos oficiales de empleo en España. En diciembre el paro se redujo en 55.800 personas, en un mes históricamente bueno debido a las contrataciones para cubrir la campaña de Navidad. Esta cifra es mejor de la que esperaba el consenso (50.000 est.) pero es la más baja de los últimos tres años, cuando se consiguió reducir aún más el número de parados: 64.000 en 2014; 107.000  en 2013 y 59.000 en 2012.

En el mercado de divisas el eurodólar se mantiene en el 1,08 y en el de deuda, la prima de riesgo española se relaja ligeramente hasta los 112 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años se sitúa en el 1,69%.

El mercado de materias primas sigue muy agitado y sensible a cualquier dato que pueda llegar desde China, primer consumidor mundial. Tras una jornada muy volátil, el barril de Brent consiguió ayer cerrar en positivo (+0,2%); no así el West Texas, que perdió un -0,8%. En el día de hoy se muestran prácticamente planos.

Por su parte, el oro continúa ejerciendo de activo refugio y sube por segundo día consecutivo hasta los 1.076 dólares por onza.

Felipe López-Gálvez, Selfbank