Economía Noticias

Las bolsas europeas dejan a un lado Paris y se centran en el euro

Las compras se han impuesto en la sesión bursátil europea. Contagiados por las fuertes subidas vividas ayer en Wall Street y por la depreciación del eurodólar (en mínimos de siete meses), los principales índices han registrado subidas de más del 2%.

El Ibex, que ha mostrado un tono positivo desde primera hora, ha ido afianzando las ganancias a media que transcurría la jornada. Ha finalizado con un alza del +2,36% hasta los 10.363 puntos, consiguiendo por lo tanto situarse en positivo en lo que llevamos de 2015. Ninguno de los 35 valores ha cerrado en rojo. De los llamados ‘grandes’, hemos visto a Telefónica y Santander repuntar más de un +3%.

La fortaleza del dólar sigue afectando al precio del petróleo, que vuelve a caer hoy. Esto no ha impedido que se viesen importantes subidas en el sector petrolero; de hecho, Repsol ha liderado al Ibex con un avance del 5% hasta los 11,91 euros/acción.  Ante la bajada de los combustibles, sí es más lógico que la aerolínea IAG haya rebotado hoy un +3,40%, recuperando con creces lo perdido ayer, cuando acusó el miedo que generaron en el turismo y los viajes de negocios, los tristes atentados de Paris.

Por primera vez en la historia, el Tesoro español ha cobrado por emitir letras a 12 meses. La rentabilidad de las mismas ha resultado ser de -0,049%, por lo que los compradores que hayan acudido a esta colocación, recibirán dentro de un año menos dinero del que han aportado. En las letras a 3, 6 y 9 meses esta situación ya se venía produciendo en las últimas subastas, algo que ha vuelto a repetirse esta mañana. En las letras a 6 meses colocadas hoy, la rentabilidad media ha resultado ser de -0,098%, menos incluso que en la anterior subasta (-0,007%).

La encuesta ZEW alemana ha revelado un dato de 54,4 para la lectura de situación actual (vs 55,2 estimado y anterior), y de 10,4 para la de expectativas (vs 6,0 estimado y 1,9% anterior). En el caso de expectativas, significa su primer aumento en ocho meses. Teniendo en cuenta que la encuesta se realizó de forma previa a los atentados de París, los datos muestran que el tejido empresarial alemán es optimista de cara a los próximos seis meses.  Aunque la débil demanda global amenaza las exportaciones germanas, su economía parece beneficiarse de un nivel record en el desempleo, un crédito barato y un euro débil.

En EE.UU., el IPC ha quedado algo por encima de los esperado (+0,2% vs +0,1% estimado), reforzando así la idea de una subida de tipos en diciembre. El 70% del consenso de analistas de Bloomberg así lo espera.

Las bolsas estadounidenses prolongan el rebote iniciado ayer, con distribuidoras como Wal-Mart y Home Depot como protagonistas. Ambas han superado previsiones con sus cuentas trimestrales.

El mercado de materiales básicos sigue tensionado por culpa de la ralentización en China y la fortaleza del dólar. El cobre ha marcado hoy mínimos de los últimos seis años al llegar a cotizar en algunos momentos a 4.590 $ por tonelada métrica. Los metales preciosos no están escapando a esta situación: la platacotiza en mínimos de dos años, y el oro, que se presumía que podía actuar de activo refugio tras los atentados de Paris, se ha abaratado hoy también. En estas circunstancias, no es de extrañar que el sector minero haya quedado hoy más rezagado que el resto.

El sector automovilístico europeo ha sido uno de los que mejor se ha comportado. Ha celebrado la caída del euro y el informe de ventas de octubre. Ese mes las ventas crecieron un 2,9% interanual, mostrando así 26 meses consecutivos de crecimiento. Volkswagen, en cambio, no participa del buen dato, ya que en octubre pierde cuota debido al escándalo de las emisiones (25,2% del total de nuevos coches matriculados en Europa, frente al 26,1% del mismo mes de 2014).

Felipe López-Gálvez, Selfbank