Economía

Las bolsas no levantan cabeza

Bajo el pretexto del descenso de precios en las materias primas, las bolsas continúan en caída libre. El rebote que hemos disfrutado durante  la mañana ha  sido solo un espejismo, ya que el mercado no ha tardado en darse la vuelta, con los principales índices  cerrando en mínimos intradía perdiendo un -2% de media.

El Ibex ha bajado un -2,10% hasta los 9.428 puntos, en lo que es su décima caída consecutiva. Los descensos han sido similares en otros índices europeos: Eurostoxx (-2%), DAX (-1,94%), CAC (-1,68%)…

El desplome del petróleo ha reabierto  el debate sobre el crecimiento económico global y está afectando no solo a compañías productoras, sino indirectamente a los bancos acreedores de éstas o a las empresas relacionadas con las energías verdes, que pierden atractivo.

Este contexto de caída de las materias primas también está perjudicando mucho a Latinoamérica, dado su carácter exportador y donde España tiene mucha exposición a través de sus empresas. Hoy hemos visto caídas de más del -3% en grandes valores del Ibex como Telefónica y Santander, que cuentan con mucha presencia en países como Brasil y Argentina.

No obstante, las peores de la jornada han sido compañías directamente ligadas a las materias primas como es el caso de Repsol (-3,89%) y Arcelormittal(-6,71%), solo superadas por OHL (-7,23%) y Sacyr (-7,14%). Dentro del Ibex, las únicas que han cerrado en positivo han sido AENA (+0,38%) e Indra (+0,22%).

El único dato macroeconómico relevante de hoy se puede considerar positivo, pero no ha servido para levantar el ánimo. La producción industrial de la eurozona ha mostrado un fuerte avance del 1,9% interanual en el mes de octubre, superando ampliamente el dato estimado de 1,4%.

Las dudas también se han extendido al mercado de deuda, donde la prima de riesgo ha pasado a cotizar en los 115 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años ha escalado hasta el 1,72%.

La gran cita de la semana llegará el miércoles con la reunión de la Fed, en la que la mayor parte del mercado cree que se subirán los tipos. No obstante, esta posibilidad se ha enfriado ligeramente, tal y como demuestra la caída que está registrando estos días el dólar. El eurodólar ya cotiza en el 1,105. De no mover ficha, la Fed mandaría un mensaje muy confuso al mercado, sobre todo después de haber declarado en diversas ocasiones que la economía estadounidense estaría preparada para ello.

A la espera de saber si Janet Yellen mueve ficha hoy las bolsas de Wall Street cotizan en números rojos, si bien los retrocesos son mucho más moderados que en Europa.

Felipe López-Gálvez, Selfbank