Economía

Las comunidades autónomas tendrán un año de gracia para cumplir con el ‘déficit cero’

La nueva senda fija los objetivos de los tres próximos años en el 0,5%, 0,3% y 0,0% y supondrá que las autonomías contarán con 12.000 millones más para sufragar sus servicios básicos

Bajo un ambiente mucho más relajado que el de hace apenas 15 días el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha dicho sí a la nueva senda del déficit y las comunidades autónomas contarán con un año más de plazo para alcanzar el equilibrio presupuestario. Así los objetivos quedan establecidos en el 0,5% para el año próximo, 0,3% para 2018 y finalmente 0,0% en 2019, una senda en palabras del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro “más realista y más ajustada” al plan de Estabilidad Presupuestaria que se aprobará mañana en Consejo de Ministros y que se presentará ante Bruselas.

En términos de caja este nuevo margen se traduce en un montante de algo más de 12.000 millones de euros con los que las regiones podrán garantizar la prestación de los servicios sociales básicos, es decir, educación, sanidad y servicios sociales.

Como era de esperar, la votación no se ha resuelto por unanimidad y sólo siete comunidades autónomas -las que comparten color y siglas con el Gobierno- han respaldado la propuesta del Gobierno. Éstas son Galicia, La Rioja, Madrid, Castilla y León, Murcia, Ceuta y Melilla. Mientras el ‘bloque socialista’ formado por Asturias, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha, Baleares, Extremadura, Aragón, Cantabria, Andalucía y Cataluña, se ha posicionado con un no rotundo. Por su parte País Vasco y Canarias, dos de las comunidades cumplidoras, han optado por la abstención.

Respecto a si este nuevo recorrido será suficiente para garantizar el cumplimiento de los objetivos de déficit sin que las autonomías se vean obligadas a realizar más ajustes, fuentes próximas al ministerio de Hacienda se muestran más que convencidos “tienen margen de sobra. Más aún teniendo en cuenta que las transferencias no financieras están creciendo a un ritmo del 8,6%”.

Visto bueno para 2016

El soplo de aire fresco en la nueva senda se recibe apenas una semana después de que Hacienda anunciase la flexibilización en 4 décimas, del 0,3% al 0,7%, de la meta prevista para este año. Hecho que también se también se ha sometido a votación, resolviéndose esta de forma favorable gracias al bloque de regiones próximas a los populares y las abstenciones de País Vasco, Asturias, Castilla la Mancha, Extremadura, Aragón, Cantabria y Andalucía. En este caso sólo se han producido tres negativas, las de las comunidades levantinas (Valencia, Baleares y Cataluña).

Una relajación fiscal que palabras del propio Montoro “ha sido decisivo para alcanzar los correspondientes acuerdos”. Se refería el ministro a las 11 comunidades incumplidoras a las que el pasado día seis de abril se les requirió, por carta, la presentación del plan de no disponibilidad que limitase los incrementos de las partidas de gasto previstas en los presupuestos individualizados para 2016. En este sentido con excepción de dos comunidades autónomas cuyas propuestas de no disponibilidad “están pendientes de algunos flecos que se solucionarán a lo largo del día de mañana” todas habrían hecho los deberes en tiempo y forma.

Por otra parte el titular de Hacienda ha insistido, una vez más, en que “nadie les está pidiendo recortes, sino moderación en el aumento del gasto”, que se deberá ajustar al crecimiento del PIB potencial fijado en el 1,8%. Y ha reiterado que el Gobierno predicará con el ejemplo no disponiendo de 2.000 millones de euros de los 66.000 presupuestados para disposiciones ministeriales.

En cuanto a la deuda y “en coherencia con los nuevos objetivos” del Plan de Estabilidad para los próximos tres años (99,1% del PIB nacional en 2016, 99,0% en 2017, al 97,9% en 2018 y al 96,0% en 2019) también se produce una revisión quedando fijados definitivamente en el  24,2% del PIB nacional, frente al inicial del 22,5%.

El FLA llegará en mayo

Otra de las alegrías que se han llevado hoy los consejeros es que a mediados de mayo tendrán en sus cuentas las transferencias correspondientes al FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) y FFF (Fondo de Facilidad Financiera) correspondientes al primer trimestre. Era el propio Montoro en rueda de prensa quien confirmaba que la plataforma para que las autonomías puedan subir las facturas pendientes de pago a proveedores “se abrirá el próximo martes” y que será “a partir del día 15” cuando se cursen las primeras transferencias.

Pese a las concesiones y a la relajación de los objetivos de déficit para este año y la nueva senda las comunidades enfrentadas políticamente con el Gobierno han mantenido su discurso considerando que el margen no será suficiente y reiterando que no están dispuestas a recortar en las partidas correspondientes a los servicios sociales básicos (sanidad, educación y servicios sociales).

Por otra parte en lo que sí ha habido consenso entre el Gobierno y las comunidades ha sido en la necesidad de avanzar en el diseño del nuevo modelo de financiación autonómica “más justo y que mejores las deficiencias del modelo actual”.