Noticias

Las divisas condicionan los resultados del Banco Santander

Los bajos tipos de interés ha afectado a monedas de mercados claves para la entidad como la libra y el euro

Banco Santander ha visto como sus beneficios se redujeron un cinco por ciento durante los primeros tres meses del año. Un fenómeno que se explica a la depreciación de todas las divisas de los mercados donde opera el grupo –a excepción del dólar americano-.

Estos datos los ha dado a conocer la presidenta de la entidad, Ana Botín, este miércoles, durante la presentación de los resultados correspondientes a los tres primeros meses del ejercicio 2016.

De todos modos, la entidad ha puesto en valor las ganancias, teniendo en cuenta que ha sido un año marcado por un contexto internacional complicado y con tipos de interés muy bajos en monedas claves, como el euro y el dólar.

Sin el impacto del tipo de cambio, las previsiones de Santander estiman que los resultados habrían aumentado en ocho puntos porcentuales sobre los finalmente obtenidos. Sin embargo, la realidad ha sido esta.

“La transformación comercial evoluciona favorablemente en todos nuestros mercados y aumenta la vinculación de clientes como resultado de las mejoras en calidad de servicio y satisfacción, lo que refleja nuestra cultura de hacer las cosas de una manera sencilla, personal y justa contribuyendo al progreso de nuestros clientes”, ha subrayado durante la presentación la presidenta del grupo.

Aunque crecen los ingresos

Sin embargo, no todo va a ser malas noticias para el banco. Los ingresos totales crecieron cuatro puntos porcentuales, apoyados por los ingresos comerciales típicos, el margen de interés y las comisiones –que también aumentaron un seis y un siete por ciento, respectivamente-.

El margen neto del banco, por su parte, es de 5.572 millones de euros en el trimestre, un tres por ciento más sin efecto del tipo de cambio, pero ocho puntos porcentuales negativos en el caso del euro.

Por otro lado, el ratio de eficiencia se sitúa ya en el 48,1%, lo que supone una mejora de 1,7 puntos respecto al último trimestre del año pasado. El objetivo es llevar este valor a un porcentaje inferior del 45% para 2018.

Cae España, Reino Unido se mantiene

Por mercados, el 61 % del beneficio total se originó en Europa, mientras que el 39 % restante procedía de América. Por países, Reino Unido se ha convertido en líder de este ranking, seguido por Brasil, España, México, Portugal y Chile.

Y es que, cabe destacar en este punto que los resultados para el país británico se han mantenido estables, lo mismo que para la nación carioca. España, por su parte, con un beneficio atribuido que ha descendido en 10 puntos, obtuvo unos beneficios atribuidos de 307 millones de euros.

En cuanto a volumen de negocio, la cartera de créditos patria ascendió hasta los 156.134 millones de euros, con un descenso de tres puntos –muy influido por la caída de casi el 20 % en la financiación del sector público-. En cuanto a recursos, Santander España suma 220.295 millones entre depósitos y fondos de inversión.

En el caso británico, la cartera se sitúo en 261.770 millones de euros, con un crecimiento del tres por ciento en libras, aunque con un descenso de cinco puntos en euros. Una evolución, que desde la propia entidad, aseguran que se ha apoyado en la financiación a las empresas, el negocio hipotecario y la financiación al consumo, con ascensos del 11, tres y seis por ciento respectivamente.

Capital

Los recursos propios computables de la entidad, a finales de marzo, se situaba en los 81.093 millones de euros, frente a unos activos ponderados por riesgo de 571.959 millones. Santander, por otro lado, cuenta con un ratio de capital CET1 del 12,36 por ciento.

Por otro lado, el mismo ratio CET1 fully loaded –el que asume las exigencias de capital que estarán vigentes el uno de enero de 2019- se situá en el 10,27 %, lo que se corresponde con 0,22 puntos más que a finales de 2015 y un 0,60 % más que un año antes.

Baja el nivel de mora

Mientras tanto, la tasa de morosidad también continúa en caída, ya que ha bajado algo más de medio punto, si se compara con el año anterior y registra un valor del 4,33%. Por regiones, descendió en seis países en los que opera el banco, aunque subió en Portugal, Estados Unidos y Argentina.

Dividendos de 0,21 euros

El consejo de administración del banco ha manifestado durante la sesión la intención de repartir un dividendo de 0,21 euros con cargo a los resultados de 2016, lo que supone un incremento de cinco puntos porcentuales en este sentido y comparado con el ejercicio anterior.

Del total a repartir, 16,5 céntimos se abonarán en metálico y 4,5 en el formato ‘Dividendo Elección’, por lo que el accionista podrá decidir si prefiere recibir la cantidad en efectivo o a través del reparto de acciones.

Diario Financiero