Sectores

Los beneficios de las empresas españolas crecerán más de 3 puntos este año

Los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades crecieron hasta octubre a un ritmo del 12,6 por ciento

Si las empresas pagan en dos veces el Impuesto de Sociedades (IS) es porque sus beneficios aumentan. O lo que viene a ser lo mismo, la evolución de los pagos fraccionados se han convertido en un termómetro que permite al fisco avanzar si el año cerrará en números verdes para las compañías.

A partir de esta premisa este año las empresas españolas, y según fuentes próximas a los empresarios, los beneficios de las empresas crecerán entre 3 y 3,3 puntos este año. Y es que tal y como detallaba el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, esta tarde durante el acto de inauguración de la Asamblea General de la Confederación de Jóvenes Empresarios (CEAJE) “los pagos fraccionados crecieron hasta octubre un 12,6 por ciento” en términos generales, cifra que se eleva hasta “el 30 por ciento en el caso de los procedentes de pymes”. Cifras muy similares a las del crecimiento de beneficios de las cotizadas.

En números redondos y en el periodo que va entre enero y septiembre Hacienda ingresó 5.635,2 millones de euros por pagos fraccionados. Ésto supone casi 1.200 millones más (26,4 por ciento) que lo percibido en el mismo periodo de 2014 (4.458 ,7 millones). Y eso contando con los efectos derivados de la reforma fiscal con la que se rebajaron los tipos impositivos en función de la cifra de negocios (10, 20, 60 millones de euros y superior) al 20, 21, 24 y 27 por ciento (frente al 21, 23, 26 y 29 por ciento de 2014).

IRPF en la misma línea

En el caso del IRPF (Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas), la tendencia es la misma. Durante los nueve primeros meses del año la cantidad recaudada procedente de pagos fraccionados aumentó un 12,6 por ciento más en 2015. Lo que en términos absolutos significa 1.663,7 millones de euros frente a los 1.447,5 millones del año pasado.

Ahora bien, a pesar de que las cuentas del ministro Montoro empiezan a cuadrar y se empiezan a recoger los frutos de la reforma fiscal, el impacto de la misma supuesto que la Hacienda pública dejó de ingresar 332 millones de euros.