Nacional Política PYMES Sectores

Cotizaciones sociales, una mochila con demasiado peso para las empresas españolas

Hasta noviembre se han recaudado 60.854 millones de euros, de los cuales más del 83 por ciento proceden de las aportaciones de las sociedades, lo que coloca a España en los puestos de honor del ranking europeo

Lastre, obstáculo, impuesto, traba o rémora. Estos son algunos de los calificativos empleados por los empresarios españoles para definir su posición respecto a las cotizaciones sociales. Y no en vano. De los 60.854 millones de euros que la Seguridad Social ha recaudado -hasta noviembre- del Régimen General por este concepto, en torno a 50.000 millones de euros habrían salido de la caja de las empresas.

Con una aportación del 83,28 por ciento las compañías españolas son las segundas que más cotizan a la Seguridad Social, siendo superadas sólo por las estonias, cuyo peso se eleva más allá de los 89 puntos porcentuales. Así del 37,38 por ciento que supone el total de cotización, las sociedades marca España contribuyen con un 31,13 por ciento al sistema mientras que los trabajadores lo hacen con un 6,25 por ciento, al menos así se recoge en el informe Un marco fiscal para el empleo elaborado por el Think Tank Civismo, a partir de los datos del Social Security Programs Throghout the World: Europe 2014, 

Traducido a euros esto significa que de los 372,50 euros que ingresa la Seguridad Social por un trabajador con contrato indefinido que percibe una nómina de 1.000 euros mensuales, éste paga a la Seguridad Social 63,50 euros mientras que la empresa está obligada a tributar por una cuantía de 309 euros, es decir, casi una cuarta parte de la nómina (245,50 euros).

CUOTA TRABAJADOR CUOTA EMPRESA
BASE TIPO CUOTA BASE TIPO CUOTA
CONTINGENCIAS COMUNES 1.000 47,00% 47,00 CONTINGENCIAS COMUNES 1.000 23,60% 236,00
DESEMPLEO 1.000 1,55% 15,50 CONTINGENCIAS PROFESIONALES 1.000 1,00% 10,00
F. PROFESIONAL 1.000 0,10% 1,00 DESEMPLEO 1.000 5,50% 55,00
TOTAL APORTACIÓN TRABAJADOR 63,50 FOGASA 1.000 0,20% 2,00
F. PROFESIONAL 1.000 0,60% 6,00
TOTAL APORTACIÓN EMPRESA 309,00
Cotizaciones_Civismo
Ap. Empresas cotizaciones sociales – Fuente: TT Civismo

Situación distinta es la que se da en nuestros principales socios europeos como el caso de Alemania en los que el peso de las aportaciones al total de cotización se reparte entre empleador y empleado. Del 40,75 por ciento del porcentaje que va a parar a las arcas del sistema de protección social germano, los primeros contribuyen con el 20,58 por ciento, cifra muy pareja al 20,18 por ciento a la de los trabajadores. En este caso y continuando con el ejemplo del asalariado ‘mileurista’ los más de 407 euros que van a parar al sistema se repartirían a razón de 205 y 201 euros respectivamente.

Además de las de Reino Unido, Irlanda, Italia o Francia, que ocupan varias posiciones por debajo de España en el ranking de empresas que más pagan a la Seguridad Social, llama la atención que Grecia y Portugal también se encuentren entre los países privilegiados. Las cotizaciones griegas están establecidas en un 35,65 por ciento del cual el 66,20 por ciento procede de pagos societarios; en el caso de los portugueses, estos se elevan hasta el 68,35 por ciento sobre el 34,75 por ciento del total tributado.

Sin embargo, el que sean nuestras empresas las que más peaje tengan que pagar no significa que España esté entre los países europeos que más recauda por este concepto. Frente al mencionado 37,38 por ciento de España, en países como Alemania o Francia el sistema recauda por cada trabajador y empresa un total del 40,75 por ciento y 50,70 por ciento respectivamente.

Paro y desconfianza

Lo anterior no es lo único que nos distancia de nuestros socios en la Unión Europea. A diferencia del resto de los 28 en España sólo existe un único tipo impositivo -lo que beneficia a la rentas más altas- y éste no está sujeto a ningún tipo de deducción en función del nivel de renta. A ello se añade que, aunque la creencia es precisamente la contraria, las cotizaciones sociales de las empresas no se incluyen en el salario bruto del trabajador, representando sin embargo entre el 50 y el 60 por ciento de los impuestos al trabajo frente a las de los empleados que suponen en torno al 12 por ciento y al IRPF que se sitúa en el torno del 28 por ciento.

Participación Cotizaciónes_Civismo
Fuente: TT Civismo

Diferenciales todos ellos que según el informe de Civismo hacen que nuestro sistema sea “mucho más opaco” y acaben pagándolo los ciudadanos de a pie “en forma de sueldos más reducidos, precios más elevados y mayor desempleo”. Algo que también es puesto de relevancia desde la patronal de los pequeños y medianos empresarios, Cepyme, cuyo presidente, Antonio Garamendi, afirma con rotundidad que “suponen un importante obstáculo para la creación de empleo”.

En esta misma línea empresarios como Javier Fuentes Merino, CEO de Grupo de Venta Proactiva, se aventuran a facilitar cifras “adecuar las cotizaciones españolas a las de la media europea supondría un empleo más por cada seis actuales, mejorándose además la renta disponible de los trabajadores”, o lo que es lo mismo el ahorro en la cotización revertiría en incrementos salariales.

En este sentido los analistas de Civismo recomiendan “reducir las cotizaciones sociales en 8 puntos porcentuales, aumentándose de este modo la renta disponible y dando mayor libertad de elección al trabajador” que incluso puede “utilizar esa renta extra para compensar su pensión pública”.

Asimismo se produce un daño en las relaciones laborales entre el empleado y la empresa ya que “crea la percepción de que los empresarios obtienen mayores beneficios de lo que realmente consiguen y puede inducir a pensar que la rentabilidad no se debe a la eficiencia y el éxito de la empresa, sino que es fruto de que ésta paga mal a sus trabajadores”.

Poner el cascabel al gato

Rebajar las elevadas cotizaciones sociales se ha convertido casi en una demanda histórica de patronal y sindicatos. Ahora bien, como dice el refrán “¿quién le pone el cascabel al gato?”, ya que éstas se han convertido en el impuesto más rentable para el Estado.

Recaudación Cotizaciones_IRPF_IVA_OCDE
Fuente Civismo_OCDE Statistics 2015

De hecho y según un informe elaborado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) las cotizaciones en España representan el 34,62 por ciento del total de la recaudación tributaria en España, mientras que IRPF y sociedades suponen el 29,51 por ciento y el IVA e impuestos especiales el 28 por ciento.

Un suma y sigue que hace que el esfuerzo fiscal de los españoles sea superior al de países como Reino Unido, Luxemburgo o Irlanda en los que, además, los salarios son ciertamente superiores.

Coste fiscal_Civismo

Y la cuenta no cesa aquí ya que, según la encuesta trimestral laboral del tercer trimestre el coste laboral de las empresas se incrementó un 0,3 por ciento, alcanzando los 2.456,46 euros, de los que 591,18 se corresponden con cotizaciones sociales que experimentaron un aumento del 1 por ciento.

Habrá que esperar por tanto al nuevo Gobierno para comprobar si la pluralidad y el consenso impulsan la tan ansiada rebaja.