PYMES

Las empresas familiares ven sus negocios con optimismo

Instituto de la Empresa Familiar.

Los negocios de las empresas familiares ven el futuro con optimismo y confianza para continuar creciendo a medio plazo, según el Barómetro Europeo de la Empresa Familiar elaborado por KPMG en colaboración con el Instituto de la Empresa Familiar.

El 70% de los encuestados ha dado una impresión positiva de cómo evolucionarán sus negocios en los siguientes 12 meses. Aun así, el porcentaje se ha reducido con respecto al año 2015 cuando el optimismo se encontraba en el 75% de los encuestados. No obstante, si los comparamos con 2013, con un 45% de optimismo, la mejoría es evidente.

Por otro lado, la confianza de estas compañías en el futuro se apoya en los resultados satisfactorios en facturación, empleo e internacionalización. De hecho, el 75% de las empresas familiares han aumentado su volumen de venta, frente al 11% que lo ha disminuido.

En términos de empleo, un 93% de las empresas ha contratado más empleados o ha mantenido la plantilla. Del mismo modo, estas pymes consiguen datos positivos fuera de España, el 74% de ellas tienen presencia en mercados extranjeros.

Objetivos de las empresas familiares

Entre los objetivos del los negocios familiares priorizan la mejora de la rentabilidad y el aumento de la facturación. Pero hay dos aéreas que se encuentran en expansión: innovación y talento.

De este modo, mejorar la rentabilidad es el principal objetivo para el 55% de las compañías que han participado en esta edición del Barómetro. A continuación, le siguen el incremento de la facturación (52%), el aumento de la innovación (21%) y la diversificación en nuevos productos y servicios (20%). Las empresas familiares europeas ofrecen respuestas similares.

Para mantenerse competitivo es imprescindible ser innovador y contar con personal altamente cualificado, y de ello son conscientes las empresas familiares, que apuestan hoy más que nunca por invertir en innovación, nuevas tecnologías, contratación y formación”, según opina Juan José Cano, socio responsable de Mercados y de Empresa Familiar de KPMG en España.

Las buenas expectativas de estos empresarios les lleva a realizar planes de inversiones (un 84%) para los próximos 12 meses,  entre ellos, destacan los enfocados en el desarrollo de actividad de la empresa (78%), implementar nuevas tecnologías (52%) y a abrir mercado en el exterior (47%).

Incertidumbre, desafíos y legado

Pero estos buenos resultados no impiden que estas compañías deban enfrentarse a innumerables desafíos. Las compañías tienen grandes incertidumbre. El mayor desafío es la incertidumbre política que se ha vivido en este último año. Un 55% del sector teme esta situación. La competencia es la segunda preocupación de estas empresas señalado por un 47%, y la disminución de la rentabilidad, destaca en tercer lugar con un 35%.

En cuanto a las compañías europeas los datos son similares. Aunque la incertidumbre política (37%) y la guerra por el talento (37%) comparten la primera posición en cuanto a retos del entorno.

El legado familiar en estas empresas se sigue manteniendo ya que el 58% de los encuestados declara que la siguiente generación ya ocupa cargos directivos en la compañía. Aun así, se está registrando una tendencia de recibir directivos ajenos a la familia: en este barómetro, el 87% ha admitido haberlo hecho ya.