Sectores

Las Google Glass pueden generar obstrucción parcial de la visión periférica

El análisis de los participantes en un estudio que usaron sistemas de soportes de realidad virtual, las conocidas gafas de Google (Google Glass), mostró que las gafas crearon una obstrucción parcial de su visión periférica, según los resultados publicados en la edición de este miércoles de la revista ‘JAMA’.

El interés en los sistemas de visualización portátiles ubicados en la cabeza está aumentando entre los consumidores en general, con varios modelos en producción. Sin embargo, se desconoce en gran parte sus efectos sobre la visión de quienes los llevan.

El campo visual periférico es un componente principal de la visión y esencial para actividades diarias como conducir y el deporte. Las monturas de las gafas convencionales pueden reducir el campo visual, a veces causando puntos ciegos absolutos, pero los dispositivos instalados en la cabeza tienen marcos más grandes, según la información de respaldo del artículo.

El doctor Tsontcho Ianchulev, de la Universidad de California, San Francisco, en Estados Unidos, y sus colegas compararon el rendimiento de las personas en pruebas de campo visual con un dispositivo en la cabeza frente a las gafas normales para cuantificar su efecto sobre la función visual. En abril de este año, se puso a prueba a tres individuos sanos con agudeza visual corregida de 20/20 y campos visuales basales normales.

Los participantes usaron un dispositivo portátil (Google Glass, Google Inc.), siguiendo las instrucciones del fabricante, durante un periodo de aclimatación de 60 minutos. Se les realizó una prueba visual perimetral (una medición del campo de visión) primero con el dispositivo y posteriormente con una fórmula de control (gafas normales) de color y anchura de la sién similares.

Para evaluar la forma en que los dispositivos son usados por los consumidores en general, se analizaron las fotografías de las personas que llevaron el producto y de quienes estaban frente a la cámara, obtenidas a partir de una búsqueda en Internet. Se evaluaron las fotografías en relación a la posición del prisma con respecto a la pupila.

Las pruebas de campo visual demostraron escotomas (puntos ciegos) significativos en los tres participantes mientras usaron el dispositivo, creando una obstrucción del campo visual clínicamente significativa en el cuadrante superior derecho. Los defectos fueron inducidos por el diseño del marco del hardware de Google Glass y no estaban relacionados con un efecto de distracción relacionado con el software.

Un análisis de 132 imágenes indicó que muchas personas usan el dispositivo cerca o superpusesto a su eje pupilar (una línea perpendicular a la superficie de la córnea, pasando a través del centro de la pupila), lo que puede inducir escotomas e interferir en la función diaria.

Los autores señalan que el estudio está limitado por el pequeño número de participantes, que pueden no ser representativos de todos los usuarios, y que se necesita un número mayor de muestras para identificar los factores que influyen en el tamaño y la profundidad del escotoma.

 

EUROPA PRESS