Empresas

Las grandes constructoras multiplican por cinco su beneficio hasta septiembre

Las seis grandes constructoras españolas cotizadas multiplicaron por más de cinco su beneficio conjunto en los nueve primeros meses del año a pesar de que FCC siguió presentando pérdidas (un 98,3 % inferiores a las de un año antes) y favorecidas por mayores ingresos y las plusvalías de Sacyr.

En su conjunto, el resultado neto consolidado de Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr alcanzó los 1.812 millones de euros, frente a los 352 millones del mismo periodo del año anterior. Entonces, los datos se vieron afectados por las fuertes pérdidas de 788,3 millones de FCC tras los fuertes saneamientos realizados.

Entre enero y septiembre de este año, las ventas de estas compañías superaron los 48.500 millones, lo que arroja un incremento del 6,4 % sobre las contabilizadas en 2014.

Además, consiguieron reducir su endeudamiento neto un 8,8 % aunque éste se sitúa en 31.400 millones.

Por empresas, Acciona, obtuvo un beneficio de 166 millones, un 11,6 % más, gracias a la actividad de generación de energía renovable en los mercados internacionales y al comportamiento de su filial de aerogeneradores Acciona Windpower.

La cifra de negocio ascendió a 4.946 millones, el 4,6 % más, debido al crecimiento de los ingresos de energía y a pesar de la caída registrada en los negocios de construcción, agua, la gestora de fondos Bestinver y la división inmobiliaria.

ACS ganó 574 millones hasta septiembre, el 4,2 % más, impulsada por los mayores ingresos procedentes de la actividad internacional, el impacto de la reestructuración en su filial alemana Hochtief, la venta de activos renovables y la apreciación del dólar.

Las ventas ascendieron a 26.366 millones, un 3,6 % más y la actividad internacional supuso el 82,7 % del total, siendo Norteamérica el principal mercado con el 39,9 %.

El beneficio de Ferrovial fue de 483 millones, un 79 % más, impactado por factores extraordinarios y el negocio internacional.

Entre enero y septiembre, la cifra de negocio alcanzó los 7.233 millones, lo que representa un incremento del 11,5 % gracias a la buena marcha de las áreas, con crecimiento de doble dígito en todas ellas, y al efecto divisa por la revalorización de otras monedas frente al euro.

OHL logró un beneficio neto de 70,1 millones, el 20 % menos que en el mismo periodo de 2014 afectada por la fuerte caída de la tasa de inflación en México, la evolución del tipo de cambio y a pesar de la mejora de los ingresos por el negocio internacional.

La cifra de negocio del grupo ascendió a 3.132,2 millones, un 22,9 % superior a la registrada en el mismo periodo del ejercicio 2014 gracias a las divisiones de concesiones, ingeniería y construcción y desarrollos. El 80,1 % de la facturación procedió del exterior.

Sacyr ganó 532,3 millones, una cifra que multiplica por más de seis las ganancias del mismo periodo de 2014 (83 millones) y que está impulsada por las plusvalías asociadas a la venta de su filial Testa.

Las cuentas recogen una plusvalía de 1.280 millones por la venta de Testa a la socimi Merlin Properties, así como los impactos negativos del ajuste de su participación en Repsol (ha reducido en 373 millones el valor contable de su participación en la petrolera).

FCC fue la única constructora con pérdidas, de 13,6 millones, un 98,3 % menos, gracias al incremento de los ingresos y a pesar de las provisiones en su filial Cemusa, cuya venta espera cerrar en el cuarto trimestre. El grupo ha cifrado entre 400 y 600 millones el importe de la nueva ampliación de capital.

EFECOM