Política Sectores

Las medidas que salvaron a 55.195 familias

El CBP, la FSV o la suspensión de lanzamientos se han dirigido a los sectores más desfavorecidos de la sociedad

Solo lleva en vigencia cuatro años, pero en este tiempo ya ha logrado aliviar la deuda hipotecaria de 31.536 familias. Se trata del Código de Buenas Prácticas (CBP), que a través de la dación en pago y la reestructuración  de los préstamos ha beneficiado, solo en 2015, a un total de 14.441 unidades familiares.

Pero esta no es la única ayuda otorgada a los sectores vulnerables de la sociedad. Por su parte, el Fondo Social de Viviendas (FSV), que se ha prorrogado hasta el 17 de enero de 2017, aporta 9.866 viviendas para dar asistencia a las familias más vulnerables a través de alquileres reducidos.

Junto a estas dos medidas –CBP y FSV- , el ejecutivo también ha puesto en marcha, desde el inicio de su legislatura, la suspensión de lanzamientos como proyecto para hacer frente al problema de los desahucios.

Si se tiene en cuenta los tres proyectos, han sido 55.195 las familias totales que se han beneficiado.  Han sido 6.108 los contratos de alquiler firmados por el FSV y 17.551 los lanzamientos que se han suspendido.

Las comunidades autónomas que más solicitudes han recibido son Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana. En lo que se refiere a ciudades, Barcelona y Sevilla ocupan los puestos altos de la tabla, seguidas por la capital de España. Durante 2015 se registraron 26.336 solicitudes para acogerse al código.

Diario Financiero