Economía

Las pérdidas vuelven a imponerse

Tras la positiva sesión de ayer, hoy las bolsas europeas vuelven a cambiar de signo y cierran con caídas significativas, siendo varias las razones que encontramos para ello.

Para empezar, no ha sentado bien a los mercados la devaluación sufrida por el yuan frente al dólar, tras los cambios efectuados por el Banco Popular de China, que ha decidido que la moneda se moverá ahora en función de factores externos de mercado.  La depreciación del yuan supone un nuevo frente de presión para los precios de las materias primas, y no en balde hemos visto cómo el cobre y el aluminio caían a mínimos de 6 años y que algunas de las compañías más dañadas de la sesión han sido BHP Billiton en la bolsa londinense o ArcelorMittal en la española.

Además, se ha publicado la encuesta ZEW de confianza económica en Alemania, que ha mostrado un incremento en el dato de situación actual hasta 65,7 con respecto a su dato anterior (63,9), superando igualmente al dato estimado (64,2). El dato de expectativas, sin embargo, ha caído hasta 25,0 frente a su dato anterior de 29,7, y situándose también por debajo al estimado de 31,9. Este dato muestra cierta inquietud en los inversores alemanes sobre la posibilidad de que factores como Grecia o China afecten negativamente a la recuperación de la economía europea, reflejando el recorte que hizo el FMI el mes pasado a las expectativas de crecimiento global de la economía.

Ello ha truncado la alegría del mercado tras haber conseguido Grecia llegar a un acuerdo con sus acreedores para lo que se convertirá en el tercer rescate del país, alcanzando el mismo un importe de 86.000 Mn€. El acuerdo deberá ser votado por el Parlamento griego (jueves), lo que daría vía libre para el visto bueno definitivo por parte del Eurogrupo.  A cambio del mismo, Grecia se compromete, entre otras cosas, a alcanzar un superávit primario del 0,5% para 2016.

El Ibex 35 ha terminado la sesión perdiendo -1,41%, lo que le ha llevado a los 11.152, 30 puntos. Ningún valor ha acabado en verde, aunque ha sido sin duda ArcelorMittal el más perjudicado (-4,27%), seguido de Indra (-3,70%), Abengoa (-3,58%) y Acerinox (-2,93%).

De nada le ha servido a Telefónica que JPMorgan le haya subido el precio objetivo hasta 16 €/acción, ni la noticia de que Bestinver y Schroder acaparan ya cada uno más de un 3% de Indra.

Wall Street abre también sin muchas fiestas y la alegría de la sesión de ayer fue fugaz. Hoy las pérdidas vuelven a imponerse y a media sesión los principales índices ceden más de un -1%.

En medio de las pérdidas, Google cotiza en verde, tras anunciar cambios en su estructura y crear una empresa matriz que cotizará en el mercado con el nombre de Alphabet, con el objetivo de dar más sentido estratégico a las distintas líneas de negocio que en la actualidad lleva la compañía.

Victoria Torre, Selfbank