Empresas Sectores

Las pernoctaciones extrahoteleras crecen un 7% y superan los 18,5 millones

El turismo rural fue el tipo de alojamiento que más creció, seguido de los camping y apartamentos turísticos

Las pernoctaciones en establecimientos extrahoteleros superaron los 18,5 millones en el mes de julio, un 7,1 por ciento más que en el mismo periodo de 2014. De ellos, las pernoctaciones de los residentes crecen un 8,7 por ciento y las de los no residentes un 5,9.

De entre todos los tipos de alojamientos, el de turismo rural registra el mayor incremento con un 11,6 por ciento. En general, se ocuparon el 24,8 por ciento de las plazas ofertadas, un 11,4 por ciento más que en 2014 y en fin de semana se alcanzó el 35,9 por ciento (crece un 4,5). Cataluña fue el principal destino con 153.445 pernoctaciones, un 9,6 por ciento más que en 2014. El incremento en este tipo de alojamiento pudo haberse producido por la bajada del precio, que en tarifa normal se redujo tres décimas.

Las pernoctaciones en los campings aumentaron un 9,2 por ciento. De ellas, los residentes aumentaron un 9,8 por ciento y los no residentes un 8,5. En total, durante el mes de julio se ocuparon el 45 por ciento de las parcelas ofertadas, un 5,5 por ciento más que en 2014. En fin de semana, la ocupación creció hasta el 48,2 por ciento (4,2 por ciento más). Cataluña también ha sido el principal destino con 3,8 millones de pernoctaciones (+8,5 por ciento). El precio de los campings aumentó un 1,5 por ciento.

El tercer tipo de alojamiento que más creció fueron los apartamentos turísticos (seis por ciento), aunque la estancia media se redujo un 1,4 por ciento hasta las 6,9 pernoctaciones por viajero. Aquí, se ocuparon el 53,3 por ciento de las plazas ofertadas, un 6,2 por ciento más que en 2014. En fin de semana, la cifra aumentó hasta el 54,6 por ciento. Reino Unido ha sido el principal mercado emisor con más de 2,3 millones de pernoctaciones, seguido a gran distancia por Alemania con 932.242 pernoctaciones, que escogieron a las Islas Canarias como principal destino, aunque las Islas Baleares registraron la mayor tasa de ocupación con el 86 por ciento.

Sin embargo, las pernoctaciones en los albergues descendieron un 12,5 por ciento, promovido por el descenso del 15,6 por ciento de los residentes y del 2,3 en los no residentes. El volumen de plazas ocupadas no alcanzó la mitad de las ofertas (45,4 por ciento), pero sí lo hizo ligeramente en el fin de semana (50,1 por ciento). Cataluña fue el principal destino aunque las pernoctaciones decrecieron un 9,7 por ciento.

Yasmina Pena