Las pymes españolas no levantan el vuelo por la morosidad

El ‘Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial’ de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) indica que el 24% de las pymes da por perdidas más del 10% de sus ventas a causa de la morosidad. El 41% de las empresas del sector de la construcción se encuentran en esta situación frente al 14% en hostelería.

Según comunicó la Cepyme en el acto de presentación de su informe este martes, el 60% de las pymes españolas tienen facturas pendientes de cobro por retrasos en el pago. Algunos de estos retrasos significan el 20% del volumen de ventas para el 11% de las empresas, o menos del 2% para otro 33% de las empresas encuestadas en el informe. El restante 56% de las empresas oscila entre 2 y el 20% de las ventas pendientes de pago.

La probabilidad de impago real amenaza a las empresas en distinta medida. El 33,7% de las empresas encuestadas afirmó dar por perdido menos del 1% de sus ventas a causa de la morosidad, otro 18,6% de las empresas cifró el impago entre el 1-2%, el 14% de ellas dio por perdidas el 2-4% de sus ventas, un 9,6% de las empresas consideró que el impago suponía entre el 4-10% de sus ventas y un 24% de empresas dio por perdido , a causa del impago, más del 10% de su volumen de ventas. El director asociado de la consultora Afi, José Antonio Herce, destacó que para muchas pequeñas empresas la mora “supone un impuesto descomunal” y añadió que ésta en muchos casos “supone el margen para el empresario”.

Por tamaños, las pequeñas empresas son las más perjudicadas entre aquellas que dan por perdido más del 10% de su volumen de ventas, ya que el 26% de ellas está en esta situación. Por otro lado, de entre las empresas de tamaño mediano solo un 12% sufre esta carga de impagos.

No obstante, el informe apunta a una mejoría en el clima de morosidad para el futuro en todas las comunidades autónomas y de la relación que existe entre el clima económico y esta. A raíz de esto, Herce destacó, que a partir de segunda recesión que se experimentó en 2013, “los cobros y los pagos de las empresas se volvieron hiper selectivos”.

Por otro lado, y con respecto a la financiación de las empresas, el informe observa un empeoramiento de las condiciones de financiación y destaca la necesidad de búsqueda de nuevos canales de financiación. Según las empresas encuestadas para la elaboración del informe, el 45,8% de las mismas observaron un aumento de los costes financieros (tipos de interés) frente a un 17,6% que sintió que estos habían disminuido. En línea similar, el 56% de las empresas constató un aumento en los gastos y comisiones exigidas por los bancos y un 46,1% notificó un aumento en las garantías exigidas por las entidades.

A su vez, destaca que el 61,4% de las empresas decían financiarse mediante fondos propios, un 39% recurría a los bancos y un 13% a la financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO). En este sentido, los autores del informe sugirieron reactivar los canales alternativos de financiación frente a la banca, en especial, para las pequeñas empresas. Medidas que, por ejemplo, mejoraran su acceso a la financiación de los fondos del ICO frente a las grandes empresas, más capaces de conseguir financiación en las instituciones bancarias tradicionales.

Servimedia

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies