Noticias

Las sentencias sobre swaps y preferentes en España aumentaron un 140% en 2015

Durante los últimos tres años, los juzgados españoles han dictaminado más de 7.000 sentencias relacionadas con productos financieros complejos: preferentes, swaps, productos estructurados y obligaciones subordinadas. En 2015, las Audiencias Provinciales publicaron 4.347 sentencias, lo que supone un 140% más que las sentencias de 2014 (se dictaminaron  1.805 casos). Pero si se compara con el año 2013 (con 1.011 casos) hay un aumento del 400%, según refleja el Observatorio de la Jurisprudencia de Productos Financieros Complejos 2015, elaborado por el despacho de abogados JAUSAS.

Este destacado aumento en el número de sentencias en 2015,  donde se incluyen 15 que ha dictado el Tribunal Supremo, está relacionado con un progresivo porcentaje de fallos favorables a los inversores frente a las empresas financieras en las instancias analizadas, con una media global del 93,46% y en algunos casos alcanzando el 100%. “La comparativa entre los años 2012 y 2015 no deja lugar a dudas: ha habido en España malas prácticas generalizadas en la comercialización de los productos financieros”, confirma Jordi Ruiz de Villa, socio de litigación bancaria de JAUSAS.

En cuanto a las sentencias relacionadas con las preferentes, se han juzgado 2.605 fallos en 2015. El año anterior fueron 512 y en 2013 solamente se dictaron 40 sentencias. El porcentaje de éxito para los particulares es del 98,15% y para las pymes del 80%.

Por otro lado, el porcentaje de éxito en acciones de nulidad de las permutas financieras (swaps) en Audiencias Provinciales fue de un 82,5% en 2.015 (605 sentencias de un total de 733). Estos datos son superiores a los de 2014, donde hubo un 74,17% de éxito (784 sentencias sobre 1.057). En 2.013 el porcentaje se redujo en un 70,55% (635 sentencias sobre 900).

También ha aumentado el porcentaje de las reclamaciones de nulidad de productos estructurados en segunda instancia en 2015, posicionándose en un 54,88% frente al 41,81% de 2014.  El porcentaje de éxito para las inversiones particulares fue de un 56,72% en 2015. Con respecto a las pymes el porcentaje fue del 38,43%. Con lo que respecta a las obligaciones subordinadas,  el porcentaje de éxito de las pymes ha bajado de un 100% en tres casos, a un 90,99% en 30 casos y en los particulares ha subido del 89,26% al 93,5% en los dos últimos años, según informa Jausas.

En cuanto a las sentencias del Tribunal Supremo sobre estos productos financieros, el Observatorio señala que la jurisprudencia del Alto Tribunal fue limitada durante los años 2012 y 2013, mientras que a partir del año 2014 el número de sentencias se ha duplicado. De esta manera, en 2015 el Supremo dictó 20 sentencias, de entre ellas solo 18 estuvieron a favor de los inversores, encontrando únicamente dos sentencias en contra. Durante el primer semestre de este año 2016, se han dictaminado 22 sentencias, y solo se han encontrado dos contrarias a los inversores.