Sectores

Las SGR son una solución al crédito empresarial y clave para la creación de empleo

El papel de las sociedades de garantía recíproca es fundamental para la alimentación del tejido empresarial español. Tal así que son “parte de la solución al crédito empresarial en España”, ha afirmado el presidente de SGR-CESGAR, José Ronaldo Álvarez, y claves para la creación de puestos de trabajo. Lo ha dicho en la inauguración de la jornada “Las Garantías, pieza clave para impulsar la financiación de las pymes”, donde se resaltó el importante papel que cumplen las SGR para conseguir financiación empresarial.

El acto también contó con la presencia del conselleiro gallego de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, quien ha resaltado que los acuerdos entre el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) y las SGR gallegas desde 2009 permitieron crear cerca de 5.500 avales por importe de 280 millones de euros. “Este esfuerzo y colaboración para prestar avales a nuestras empresas se ha plasmado en programas como el ReSolve o los microcréditos en la búsqueda de un triple objetivo: impulsar el emprendimiento, facilitar las exportaciones y acercar circulante a las compañías”, ahondó el conselleiro.

A comienzos de año, la Xunta de Galicia se comprometió a dar 2 millones de euros con el objetivo de potenciar los Fondos de Provisiones Técnicas ya que la administración gallega considera fundamental seguir avalando el tejido empresarial de la Comunidad para que las pymes tengan “una importante fuente de garantía ante las entidades bancarias”.

Y es que este modelo de financiación es una “atractiva y eficaz vía” para obtener capital. El crédito a las pequeñas y medianas empresas ha aumentado en el segundo trimestre del año, registrando en Galicia casi nueve millones más de crédito al sector personal que en marzo, alcanzándose los 41.230 millones, manifestó Conde.

Esto es algo que también afirma la presidenta del Instituto de Crédito Oficial, Irene Garrido, al manifiestar que “debido a la reactivación de la economía y al fin de la crisis financiera, es previsible que durante el 2015 la concesión de préstamos mediante las Líneas de Mediación del ICO se sitúe en unos importes similares al volumen medio histórico de los años previos a la crisis”. “El ICO ha cumplido un papel clave anticíclico en la financiación de las pymes y autónomos, y ahora está siendo sustituido por las entidades personales, que están normalizando su oferta de crédito”, incidió.

El 66 por ciento de las operaciones realizadas por el ICO correspondieron a micro y pequeñas empresas, de menos de nueve empleados, y los importes no superaron los 25.000 euros. Esto resalta el “éxito de la colaboración público-privada en la financiación de autónomos y empresas”, señala Garrido.

La Xunta también puso su granito de arena facilitando préstamos a empresas, emprendedores y exportadores gallegos, siendo la “primera Comunidad en beneficiarse del programa de financiación BEI-ICO, que acercará hasta 100 millones para apoyar inversiones empresariales”.

Yasmina Pena