Política Sectores

Las ventas del comercio al por menor crecen un 1,3 por ciento en marzo sobre abril

El empleo en estos puntos de venta aumentó un 0,9 por ciento

La tasa mensual (abril sobre marzo) de los comercios minoristas aumentó un 1,3 por ciento, un 1,1 por ciento más respecto a marzo y dos puntos más que en febrero de este año, según los datos publicados esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El gran protagonista del Índice General del Comercio Minorista (ICM) fue las estaciones de servicios, que crecieron un 3,2 por ciento, seguido de la Alimentación con un 2,5 por ciento.

En término anual, el ICM creció un 2,9 por ciento respecto al mes de abril de 2014. Aquí, las estaciones de servicios volvieron a ser las grandes protagonistas al incrementar sus ventas un 6,8 por ciento, seguido de otros productos como equipos personales, del hogar y otros bienes, que apuntaron un crecimiento del 4 por ciento.

Las ventas del comercio minorista aumentaron en 14 Comunidades Autónomas, siendo Cantabria con el 6,2 por ciento la que experimentó el mayor crecimiento. A esta le siguieron Baleares y Canarias, con el 5,3 y 5 por ciento respectivamente. En el sentido opuesto están Extremadura (-0,3) y Asturias (-1,1), las únicas que registraron tasas negativas.

En cuanto al empleo, este creció un 0,9 por ciento respecto abril de 2014. Lo negativo es que la ocupación bajó en las estaciones de servicios a pesar de haber sido los productos que más han crecido. La tasa de variación también fue positiva en la mayoría de Comunidades Autónomas, destacando Cantabria con un 2,6 por ciento, Murcia con el 2,2 y Baleares con un crecimiento del 1,9 por ciento. En el caso opuesto se encuentran Asturias  (-0,7 por ciento), Aragón (-1) y La Rioja (-1,1), que fueron las únicas que registraron tasas negativas.

Las grandes cadenas fueron los principales modos de distribución

En el modo de distribución destacaron las grandes cadenas, empresas que cuentan con más de 25 locales y más de 50 asalariados, donde las ventas crecieron un 3,1 por ciento. A estas le siguen las pequeñas cadenas con un 1,2 por ciento, las grandes superficies con un 0,8 y las empresas unilocalizadas con un 0,2 por ciento.

Este último puesto en las pequeñas empresas vuelve a poner en evidencia “que la crisis del consumo está poniendo en especiales dificultades a los trabajadores autónomos que regentan los comercios minoristas así como a las pequeñas cadenas comerciales que agrupan en la mayoría de los casos a comerciantes autónomos independientes”, explica el secretario Institucional de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), César García.

Los comercios regentados por autónomos son los que han ganado menos ventas, mientras que las grandes cadenas mantienen una diferencia de casi tres puntos con ellas. Esto contrasta con la creación de empleo, pues aunque hay menos autónomos, las grandes cadenas son las que más puestos de trabajo generan, y cuando mayores sean sus crecimientos más empleos generarán.

Yasmina Pena