Nacional

Linde habla del Banco de España, la subida de salarios y la segregación de la fabricación de billetes

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha negado un “vaciamiento” de funciones del Banco de España con la puesta en marcha del Mecanismo Único de Supervisión (MUS).

Según Linde la puesta en funcionamiento del MUS supone el traslado del “centro principal de decisiones” supervisoras sobre entidades de crédito significativas españolas desde el Banco de España al BCE, aunque Linde ha aclarado que esto no significa que al Banco de España no le correspondan funciones importantes en el propio MUS. Ha recordado que los comentarios sobre el “vaciamiento” de funciones en el Banco de España se hicieron con la puesta en marcha de la Unión Monetaria Europea y cuando el BCE asumió la responsabilidad sobre las decisiones fundamentales de política monetaria.

Por otro lado, el gobernador ha prestado su colaboración “en todo lo posible” al Gobierno sobre los “pros y contras” de las diversas posibilidades. Eso sí, ha confiado en que la decisión sobre la resolución garantice su “eficacia” y minimice el uso de ayudas públicas.

En cuanto a las entidades españolas denominadas significativas, Linde ha reivindicado que el Banco de España aportará su “experiencia” y la mayor parte del personal de los conocidos como ‘equipos conjuntos de supervisión’; llevará “el peso” de las inspecciones ‘in situ’ y participará en la preparación de las decisiones que adopte el consejo de supervisión del BCE y actuará en el ejercicio de sus facultades sancionadoras.

Luis María Linde aboga por que tan pronto como las empresas tengan “márgenes de beneficios razonables” estudien subidas salariales para sus trabajadores, pero rechaza que esta revisión de los sueldos se haga con carácter general, sin tener en cuenta las condiciones de cada sector, o que se imponga aun “a costa de cerrar empresas”.

Así lo ha señalado este martes ante la Comisión de Economía del Congreso, donde varios diputados le han preguntado por las palabras del director general del Banco de España, José Luis Malo de Molina, quien ayer reconoció que “ya se da el escenario” en el que las empresas más dinámicas y competitivas han mejorado su productividad y se encuentran en condiciones de subir los salarios. “Estoy totalmente de acuerdo con Malo de Molina”, ha reconocido Linde, explicando que la idea de fondo es que “en cuanto haya una evolución económica que sitúe a las empresas en márgenes razonables de beneficios y de actividad por supuesto hay que pensar en subir salarios”.

También ha hablado de la decisión de sacar la producción de los billetes de euro de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), considera que es la mejor solución posible y la mejor garantía del empleo para los trabajadores de la Casa de la Moneda, y ha avanzado que será necesario construir una nueva fábrica completa en tres o cuatro años.

En este sentido, Linde ha recordado que la nueva directiva del Banco Central Europeo (BCE), que ya ha sido aprobada, regula la fijación de cantidades y faciales de los billetes a producir cada año y permite que su fabricación se adjudique por concurso abierto a cualquier empresa europea del sector o a una imprenta controlada por el banco central de cada estado.

 

Fuente: Europa Press