Política Sectores

Linde: “Solo cumpliremos con el déficit” si somos estrictos

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, afirmó este miércoles que el cuadro macroeconómico que acompaña al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 está “sujeto a riesgos de desviación a la baja”, debido a las “incertidumbres” que rodean la evolución económica internacional y, en especial, la europea.

En la Comisión de Presupuestos del Senado, el gobernador explicó que las previsiones del Gobierno, con un crecimiento del 2% en 2015, coinciden con las del consenso de los analistas, aunque alertó de que éstas contemplan un esfuerzo fiscal “algo inferior” al recogido en el proyecto de cuentas del año que viene.

Con la intervención de Linde arranca la ronda de comparecencias con motivo de la tramitación en la Cámara Alta del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015. El responsable del Banco de España subrayó que las perspectivas de la economía nacional “continúan siendo favorables”, aunque “no están exentas de riesgos”.

En este sentido, apuntó que si bien la economía española ha mostrado “resistencia al empeoramiento” del contexto internacional, no se puede pensar que vaya a “evitar totalmente la pérdida de impulso” de la zona euro.

Respecto a los riesgos internos, destacó que la necesidad de culminar los procesos de desendeudamiento, tanto privado como público, “podría restar capacidad de recuperación del gasto interior”.

En todo caso, Linde defendió que “frente al progresivo debilitamiento de área del euro, la recuperación de la economía española ha mantenido un tono más firme”. Así, recordó que la tasa de variación interanual del PIB en el tercer trimestre se elevó al 1,6% y podría acercarse al 2% en el tramo final de este año.

Sobre el mercado laboral, el gobernador subrayó que ha mostrado una “evolución favorable”, aunque la actual tasa de paro del 23,7% es un nivel “inaceptable”. Por su parte, puso en valor que la reactivación de la demanda nacional ha cobrado un “papel decisivo” en la recuperación y agregó que tanto el consumo privado como la inversión empresarial se han “revitalizado”.

En concreto, Linde se refirió a la inversión en construcción, y aseguró que “podría cambiar de signo en 2015 o 2016”, mismo sentido en que evoluciona la vivienda. Para el Banco de España, la “debilidad” de la zona euro y la “elevada sensibilidad” de las importaciones a los cambios en la demanda final hacen necesario “profundizar en la mejora de la competitividad” de la economía.

En la mejora de la economía, aseveró, han jugado un “papel crucial” las reformas estructurales, por lo que hay que “mantener en rumbo en esa misma dirección” para asegurar un crecimiento que permita reducir la tasa de paro y garantice apoyos para sostener la demanda interna y externa.

DÉFICIT PÚBLICO

Linde abordó también el proceso de consolidación fiscal, para indicar que en 2015 la mejora de la situación cíclica y la reducción de los tipos de interés de la deuda “contribuirán a la mejora” de las finanzas públicas.

De esta manera, afirmó que cumplir con el objetivo de déficit del 4,2% el año que viene para el conjunto de las Administraciones Públicas exigirá un esfuerzo de ajuste presupuestario “sensiblemente inferior al realizado en años precedentes”. Pese a ello, alertó de que el cumplimiento de los objetivos de gasto requerirá una ejecución presupuestaria “muy estricta”, así como la consecución de los ahorros de las reformas aprobadas, en particular las corporaciones locales.

En cuanto al cumplimiento del objetivo del 5,5% previsto para este año 2014, señaló que será necesario que en el último cuatrimestre del ejercicio el aumento de los ingresos o la contención de los gastos sea más intensa que entre enero y agosto. “Este mayor esfuerzo se debería concentrar en las comunidades autónomas, en las que se localizan los riegos de desviación”, dijo.

El gobernador habló también de los efectos de las “muy bajas” tasa de inflación en la economía española, para indicar que tiene ventajas e inconvenientes. Así, apuntó que comporta dificultades para la reducción de las ratios de endeudamiento y la evolución de la competitividad-precio, pero también ha influido en el “buen comportamiento” del sector exterior.

SERVIMEDIA