Política

Línea Directa obtuvo en 2013 un beneficio récord de 90 millones

Línea Directa Aseguradora, perteneciente al grupo Bankinter, ha cerrado 2013 con un beneficio neto de 90 millones de euros, un 5,1% más, y un beneficio antes de impuestos de 128,5 millones de euros (+6%), unas cifras que suponen el “mejor resultado de su historia”.

Así lo ha avanzado el consejero delegado de la compañía, Miguel Ángel Merino, quien ha destacado que la aseguradora ya ha superado los 2,1 millones de clientes y ha alcanzado una cuota de mercado del 6,3%, pese a una bajada de primas del 1,2%, hasta los 642,4 millones de euros.

Merino ha señalado que las claves del éxito de la entidad se encuentran en el notable crecimiento de la cartera, que ha superado las 120.000 pólizas netas; una prudente suscripción del riesgo; la buena evolución de la línea de negocio de Hogar y de las marcas Nuez y Penélope, y la eficacia de las campañas de publicidad.

“El año 2013 ha sido excelente para Línea Directa, ya que hemos logrado unos buenos ratios de gestión, incrementando de manera importante el volumen de recursos propios y el superávit en el margen de solvencia”, ha dicho el consejero delegado, quien ha apuntado que, de este modo, la aseguradora se consolida como una de las más rentables y sólidas del sector.

Por líneas de negocio, Hogar ha experimentado un fuerte crecimiento y ha conseguido superar las 280.000 pólizas, un 27,6% más que el ejercicio anterior, incrementando su distancia respecto al conjunto del ramo, que ha crecido un 0,7%.

Merino ha señalado que, a su juicio, el principal motor de crecimiento de la compañía en los años venideros va a ser el Hogar. En este sentido, y tras recordar que hay cerca de siete millones de viviendas que no cuentan con seguro, ha indicado que la intención de Línea Directa es romper el vínculo que une seguro de hogar e hipoteca.

Las marcas Penélope (pensado para conductoras) y Nuez (venta de seguros por Internet y Redes Sociales) han cerrado el año con un total de 180.000 pólizas. En el ramo de Autos, la aseguradora ha conseguido aumentar el diferencial con el sector al mantener un descenso del 2,9% frente al 5,5% de caída de la competencia.

Entre las razones que han permitido obtener estas cifras se encuentran el trasvase de los productos más caros a otros más baratos, que ha causado un cambio en el mix del productos (de todo riesgo a terceros) y al desplome de la venta de vehículos nuevos, que está en la mitad desde hace siete años.