Empresas

Los abueletes del mañana nacen internacionalizados

La esperanza de vida sigue creciendo. Vivir 100 años ya no es tan descabellado, pero ¿cómo serán las ciudades del mañana? La longevidad es una realidad que transforma la vida y a las personas, por lo que también lo hará con las ciudades.

Innovación, apertura de líneas de negocio, creación de comunidad, conectadas, adaptadas, urbanizadas, con nuevos materiales, son algunas de las claves que han servido a 12 arquitectos para anticiparse al futuro. Un futuro cada vez más cercado donde los abueletes del mañana nacerán internacionalizados.

Baño a la carta es uno de los proyectos que durante doce meses ha participado en este seminario llevado a cabo  por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, en colaboración con el ICEX (España Exportación e Inversiones) y la Universidad de Tokio, para trabajar en las Smart cities, las ciudades inteligentes del futuro. Donde empresas relacionadas y no con el mundo de la arquitectura han trabajado de la mano con estos emprendedores.

La idea de la arquitecta Laura Martínez consiste en reinventar el espacio del baño, vinculado con la arquitectura. Una idea que nació de analizar cómo son los baños de las viviendas tradicionales de su entorno y llegando a la conclusión de que “el baño es un espacio en el que pasamos muchísimo tiempo” pero está considerado residual “siempre está en el último lado de la casa y si hay un espacio que no tenga ventana, ese es el baño”, apuntaba en declaraciones a Diario Financiero. En un baño se realizan otras actividades como leer o escuchar música, por lo que “no hay que limitar el espacio”.

Las viviendas, sobre todo los bloques de edificios, están condicionadas por las bajantes, por lo que Martínez se planteó la idea de que desapareciera este hándicap, intentando desconectarse de la bajante y abriendo el espacio. La solución la aportaron unos aparatos que pudieran enchufarse en diferentes partes de la vivienda, “como pasa con la instalación eléctrica” gracias a un suelo técnico, al que podrían adaptarse las viviendas y con el que se construirían las nuevas.

Sin embargo, estos proyectos se han quedado en el camino, sin llegar a un producto final.

Mª Asun Ten