Sectores

Los abuelos españoles dedican una media de seis horas diarias al cuidado de sus nietos

Los abuelos dedican en España una media de seis horas diarias al cuidado de sus nietos, según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SSGG), que con motivo de la celebración, el próximo sábado, del Día de los Abuelos, advierte de las consecuencias que puede tener el sobrecargar a las personas mayores de tareas.

En este sentido, a pesar de los beneficios para abuelo y nieto que tiene el pasar tiempo juntos, el presidente de la SSGG, José Antonio López Trigo, recuerda que hay que tener presente que cuidar de los nietos debe ser “una actividad placentera para abuelo y nieto, evitando que se convierta en una carga para la persona mayor, ya que esta situación puede conllevar, a la larga, problemas de estrés, ansiedad o depresión si los abuelos se ven sobrecargados de actividades y responsabilidades con los nietos en detrimento de sus propias necesidades”, según informa esta organización en una nota de prensa.

Para José Antonio López Trigo, aunque en la mayor parte de los casos esta actividad se hace de forma voluntaria y con agrado, también es verdad que, en algunos casos, los abuelos tienen la sensación de realizar una jornada laboral a tiempo completo y se sienten forzados con unas cargas de cuidados y educación. En su opinión, esta situación ha empeorado por culpa de la crisis económica, debido a que muchos padres tienen que trabajar más horas.

CONFLICTO ENTRE CUIDADORES

Por otra parte, según la SSGG, cuando el cuidado de los menores se prolonga mucho tiempo, pueden surgir conflictos entre los abuelos y los padres, a consecuencia de la diferencia de criterios sobre cómo actuar en determinadas ocasiones. Además, algunos padres pueden sentir amenazada su autoestima y autoridad. “Por eso es importante conocer las claves que harán que la relación con los abuelos sea satisfactoria”, explica esta organización.

La actitud de los padres es fundamental para lograr una buena relación entre abuelos y nietos. Para ello, es recomendable que los padres no hablen mal delante de sus hijos de los abuelos, dado que los menores actúan por imitación en muchos casos, y si la relación de sus padres con los abuelos es buena, también la tendrán los más pequeños.

Asimismo, no se debe contradecir a los abuelos ni discutir con ellos delante de los niños. Los problemas que tengan los padres con los abuelos deben resolverse al margen de los nietos. Además, hay que evitar sobrecargar con tareas a los abuelos.

Del mismo modo, conviene integrar a los abuelos en actividades de ocio, porque no sólo deben estar para ayudar, también tienen disfrutar y formar parte de los momentos de ocio de la familia, lo que ayudará a reforzar los lazos familiares.

Por su parte, los abuelos deben saber poner límites a sus nietos, decir que no pueden hacer algo cuando sea así, y no descuidar su salud. Y sobre todo, desde la Sociedad de Geriatría y Gerontología se recuerda la importancia de ver el lado positivo de las cosas y de sacar partido a las experiencias vividas junto a los más pequeños.

Fuente: Servimedia