Noticias

Los anuncios de la Lotería de Navidad podrían “no ser admisibles” con la nueva Ley del juego

La Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia (CNMC) ha alertado de que los anuncios de Lotería de Navidad u otros anuncios de operadores públicos donde “se hace referencia a valores como la libertad o las ilusiones” podrían “no ser admisibles” con la nueva regulación de comunicaciones comerciales en el juego.

La CNMC ha publicado un informe sobre el Proyecto de Real Decreto de comunicaciones comerciales de las actividades de juego y de juego responsable en el que efectúa una valoración del proyecto normativo “desde la óptica de la promoción de la competencia y la regulación económica”.

En un apartado consultado por Europa Press sobre principio de juego responsable, la CNMC recuerda que el texto legislativo prohibirá las comunicaciones comerciales que “sugieran que el juego puede ser una solución o alternativa a problemas personales, financieros, educativos de soledad o depresión”.

“Es necesario poner de manifiesto que desde la entrada en vigor del Real Decreto podrían no ser admisibles algunos anuncios, como los más recientes de la Lotería de Navidad u otros anuncios de operadores públicos donde se hacen referencia a ideas y valores tales como la libertad, las ilusiones, el valor para jugar y conseguir un gran bote, el lujo o el éxito, entre otros”, apunta el informe.

En este mismo apartado, la CNMC insta a aclarar si es posible en casos determinados vincular el juego de la lotería con acciones relacionadas con el altruismo o el beneficio social.

Por otro lado, el informe también aborda la disposición que permite emitir comunicaciones comerciales de apuestas durante la retransmisión de acontecimientos deportivos o hípicos. La CNMC resalta que, “aunque hasta cierto punto sea normal” asociar la publicidad de apuestas a estas retransmisiones, se consideran “potencialmente muy peligrosas”.

“Son susceptibles de causar perjuicios a los menores y a este respecto no se puede olvidar que en las retransmisiones de algunos deportes puede haber una elevada audiencia de niños y adolescentes, tanto a través de la televisión como de la radio”, afirma.

En esta misma línea, plantea la necesidad de “instrumentar los medios y deslindar adecuadamente” las funciones (requerimientos de cese o de información) que actualmente ostenta la CNMC como autoridad supervisora del mercado de la comunicación audiovisual de las que, en principio, correspondería a la autoridad reguladora del juego.

Europa Press