Empresas

Los beneficios de ING arrancan 2016 cayendo un 28,9%

El banco holandés está completando un programa de desinversiones

El grupo ING arranca 2016 con un beneficio neto de 1.257 millones de euros, lo que se traduce en un retroceso del 28,9% respecto al primer trimestre del ejercicio anterior, según ha informado este martes la entidad.

Cabe destacar en este punto, que la entidad holandesa completó durante este periodo su programa de desinversiones, vendiendo lo que quedaba de su participación en la aseguradora NN Group.

También llama la atención que se destinaron 265 millones de euros a cubrir el riesgo de crédito, lo que supone una gran reducción si se compara con los 432 millones desembolsados en 2015.

Ingresos

Por tipología, los ingresos por intereses se incrementaron en 2,3 puntos porcentuales, mientras que los correspondientes a comisiones lo hicieron en dos décimas. En el polo opuesto se sitúan los de inversiones que cayeron un 37,2% o los correspondientes a actividades subyacentes.

Estos últimos alcanzaron los 4.087 millones de euros, lo que se traduce en una caída del 5,7%, en comparación con el mismo intervalo de 2015.

La transformación digital

Por otro lado, ING está apostando como grupo por la transformación digital y dirigiendo su atención hacia los avances en el segmento del fintech.

“Estamos asociados con unas 45 compañías de este corte, dedicadas a la creación de soluciones innovadoras para las necesidades bancarias”, expresaba en este sentido Ralph Hamers, consejero delegado del grupo.

El propio directivo confirmaba que “los clientes están cambiando su forma de operar en la banca”, por lo que ponía de manifiesto la necesidad de acercarse hacia una transformación digital que satisfaga las necesidades de estos.