Economía

Los buenos datos del sector exterior chino desatan el optimismo en las bolsas

Las bolsas europeas han gozado de una jornada de fuertes subidas gracias a la banca y a las materias primas. El Ibex recupera los 8.800 puntos tras sumar un 3,21%. Eso sí, no olvidemos que este rebote se está produciendo después de cuatro semanas consecutivas de descensos en la bolsa española.

Ya desde primera hora se ha respirando optimismo en los mercados asiáticos (Hang Seng +3,1% y Nikkei +2,8%) debido a unos datos mucho mejor de lo esperado en el sector exterior de China. Estos datos, unidos a la mejora de las perspectivas que ayer dio el FMI sobre China, alejan la posibilidad de que la economía china vaya a sufrir un aterrizaje forzoso.

El dato de exportaciones chino (+18,7% vs +14,9% estimado) nos hace pensar que el sector manufacturero del país está menos dañado de lo que se venía descontando. Por otra parte, las importaciones han caído menos de lo previsto (-1,7% vs -4,8% estimado). Estas cifras las ha agradecido el mercado de materias primas, ya que China es su principal consumidor a nivel mundial. También las empresas americanas y europeas con una mayor presencia en el país asiático, como es el caso de la industria automovilística europea.

Aunque difíciles de explicar, las fuertes subidas de hoy en el sector bancario se pueden achacar a la importante correlación entre la banca española y la italiana, que hoy se ha disparado. Además, los grandes bancos (Santander y BBVA) se están viendo beneficiados de la mejora en las perspectivas de Latinoamérica, que crecen a medida que se recuperan los mercados de materias primas.

También ha soplado de cara el mercado de divisas, en el que hemos visto al euro retroceder un 1% frente al dólar. El tipo de cambio ha vuelto a situarse por debajo del 1,13.

La sesión también ha sido proclive para la deuda pública europea. El apetito por el riesgo ha hecho que desciendan las primas de riesgo de los países periféricos: la italiana se ha relajado hasta los 117 puntos básicos y la española hasta 133.

A la fiesta se ha sumado también Wall Street, donde han pesado más las cuentas trimestrales de JP Morgan que la caída del dato de ventas minoristas de marzo.

Felipe López-Gálvez, Selfbank