Nacional Noticias Política

Los contratos que suponen movilidad interprovincial marcaron un récord en 2017

Un estudio de la consultora de recursos humanos Randstad destaca que los contratos que implican la movilidad del profesional a otra provincia registraron en 2017 la cifra más alta de su historia, al rozar los tres millones.

El estudio sobre movilidad laboral interprovincial realizado por Randstad pone de relieve que durante el pasado ejercicio se formalizaron 2.914.055 contrataciones que conllevaron desplazamiento del trabajador a otra región, un 10,9% más que durante 2016, cuando se registraron 2.627.075 contratos, y el doble que en 2001, la cifra más baja del periodo analizado (1.461.057 contratos).

Estos casi tres millones de contrataciones suponen la cifra más elevada de la serie histórica analizada, que comienza en 2001.

Durante el ejercicio anterior, el 13,6% de los contratos firmados implicaba la movilidad del profesional a otra provincia, la tasa más elevada de la serie analizada. Cuando se estudia la evolución del último siglo, se detecta que, durante los seis primeros años la cifra osciló entre 11,4% y el 11,8%. Desde 2007 a 2011, este indicador del mercado laboral se situó entre el 12,1% y el 12,4%. Mientras, 2016 fue el primer año de la serie histórica analizada en la que se superó el umbral del 13%.

Por sectores, el informe de Randstad muestra que la agricultura es el que presenta la mayor tasa de movilidad, al concentrar uno de cada cuatro contratos firmados que implican desplazamiento a otra provincia. En concreto, el 23,4% de las contrataciones realizadas era de esta tipología.

A continuación, ocupando la segunda y tercera posición, se encuentran la construcción (16,7%) y los servicios (11,8%), y en última posición, la industria (10,2%).

Si se analiza el total de contratos de movilidad formalizados, el 60% se registraron en el sector servicios, donde se firmaron más de 1,7 millones de profesionales.

Por comunidades autónomas, Castilla-La Mancha y La Rioja fueron las regiones con mayor tasa de movilidad, ambas con índices superiores al 24%. A continuación, y también por encima de la media nacional, se encuentran Castilla y León (16,2%), Murcia (15,3%), Aragón (15%), País Vasco (14,5%), Comunidad de Madrid (14,3%) y Comunidad Valenciana (14%). Andalucía y Navarra se sitúan al mismo nivel que la media nacional (13,6%).