Nacional Política Sectores

Los discapacitados cobran un 14,5% menos que el resto de trabajadores

La tasa de paro es del 33,2 por ciento, ocho puntos más que las personas sin discapacidad

Las personas que tienen alguna discapacidad cobran un 14,5 por ciento de media anual menos que aquellos que no la padecen, según el informe publicado esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El sueldo medio bruto de los primeros es de 19.505,8 euros anuales, mientras que los segundos cobran 22.815,2 euros. Por lo tanto, el salario por hora también es inferior, un 12,1 menos que el de las personas que no sufren discapacidad alguna.

Las diferencias también se producen entre trabajadores de distinto género, aunque la diferencia salarial es menor en las mujeres que los hombres. Las féminas con discapacidad cobran un sueldo anual de un 8,5 por ciento menos que las que no sufren discapacidad alguna. Sin embargo, la diferencia es mucho mayor en el caso de los hombres, situándose en un 20,5 por ciento menos. Por otro lado, la diferencia salarial entre hombres y mujeres discapacitados es del 12,9 por ciento, una cantidad inferior a los 24,3 puntos de diferencia entre los no discapacitados.

Por tipo de ocupación, las personas que ocupan un puesto medio tienen salarios prácticamente iguales, los que ocupan altos puestos laborales sufren un desnivel del 7 por ciento y los de bajo nivel una diferencia del 19,3 por ciento en los salarios.

Sin embargo, esta diferencia salarial disminuye según aumenta su edad y experiencia, aunque el ratio salarial no llega a superar el 84 por ciento, es decir, que el salario de las personas con discapacidad no distó menos del 16 por ciento de las que no padecen discapacidad alguna.

Cuando aumenta el tamaño del centro de cotización, el salario de los discapacitados también aumenta y se reduce la diferencia. Según el tamaño de la empresa, cabe destacar que la diferencia salarial es mayor en las de carácter mediano, con desniveles del 30,3 por ciento.

El salario de estas personas también mantiene diferencias según el grado de discapacidad. De esta forma, las personas que tienen menos de un 45 por ciento obtienen un salario medio anual de 19.891,7 euros, mientras que las que tienen entre un 45 y un 64 por ciento reciben un sueldo medio anual de 18.479 euros.

Baja participación en el mercado laboral

En líneas generales, la participación de personas con discapacidad en el mercado laboral es un 40 por ciento inferior a la de la población sin discapacidad. La ocupación de estas personas constituye un 24,5 por ciento, menos de la mitad de las personas sin discapacidad, y el paro alcanza la cifra del 33,2 por ciento, ocho puntos más que los otros trabajadores.

Según el tipo de jornada, la diferencia es menor en los contratos a tiempo parcial, alcanzando el ratio del 91,9 por ciento. Por tipo de contrato, el ratio es mayor en los de duración determinada que en los de carácter indefinido, del 86,6 y 86 por ciento respectivamente.

Salarios menores a pesar de recibir ventajas por su contratación

En los últimos años, las administraciones han tomado medidas para favorecer la contratación y permanencia de las personas discapacitadas en sus puestos de trabajo. Entre las ventajas destacan una reducción y bonificación en las cuotas de cotización a la Seguridad Social y la habilitación de contratos específicos para estas personas. Sin embargo, continúa habiendo una importante tasa de paro de los pertenecientes a este colectivo y los contratados recibieron sueldos menores.

Yasmina Pena