Economía

Los fantasmas de 2015 se dejan ver también a inicios de 2016

Si 2015 se caracterizó por las dudas en torno a China, en este año que comienza vemos cómo esta preocupación sigue marcando la pauta del mercado. Tras una sesión para olvidar en Asia, las bolsas europeas han empezado el año con descensos del -2% de media. En EE.UU., donde las bolsas despidieron 2015 con caídas del -1%, los futuros apuntan a una apertura a la baja.

Las bolsas asiáticas han registrado su peor día desde septiembre. El Nikkei ha perdido un -3,06%, el Hang Seng de Hong Kong un -2,7% y las bolsas locales de Shanghai y Shenzhen en torno al -7%.

El detonante ha sido la publicación del PMI manufacturero de China correspondiente al mes de diciembre, que ha marcado una lectura peor de la prevista: 48,2 puntos vs 48,9 estimados. Por lo tanto, por debajo de los 50 puntos que separan expansión de contracción.

Ante este panorama, los inversores se están alejando de las bolsas y optan por activos refugio como el oro (+1% hasta 1.070 dólares/onza) o el bono alemán, cuya subida de precio en la deuda a diez años ha provocado un recorte en la rentabilidad desde el 0,62% con la que cerró 2015, hasta el 0,56%.

Mientras tanto, sorprende que la debilidad de China no esté afectando al precio del crudo, que sube ligeramente. Este también podría verse condicionado por la decisión de Arabia Saudí de romper relaciones diplomáticas con Irán, un país con el que precisamente las economías occidentales están en proceso de reestablecer relaciones. Prueba de ello es el acuerdo que alcanzaron hace unos meses que da por finalizado el veto a las exportaciones de petróleo desde Irán a regiones como Europa y EE.UU.

La bolsa española empieza 2016 con pérdidas del -1,5% en la apertura, que se han ampliado con el paso de los minutos. Transcurrida media hora de la apertura, los descensos superan el -2,25%. Aun así, es de las bolsas europeas que mejor se están comportando. La bolsa alemana, que fue de las pocas que no abrieron el pasado 31 de diciembre, pierde más del -3%. En Italia y Francia los números rojos rondan el -2,7%.

Si de lo que hablamos es de valores concretos, vemos cómo OHL, Arcelormittal o Acerinox, que fueron de los peores el año pasado, repiten como los más bajistas. Con los 35 del Ibex en rojo, destacan las fuertes caídas de blue chips como Inditex, Telefónica o Santander.

Por su parte, Endesa y Red Eléctrica descuentan hoy reparto de dividendo (0,40€ y 0,8906€ respectivamente).

En el mercado de renta fija, la deuda española mira con envidia los niveles a los que cotizaba a estas mismas alturas el año pasado. La prima de riesgo se sitúa en los 115 puntos básicos (vs 99 hace un año) y la rentabilidad del bono a diez años en el 1,72% (vs 1,49% hace 12 meses).

Felipe López-Gálvez, Selfbank