Nacional Política Sectores

Los impagos de las empresas bajan un 31% aunque continúan lejos de la estabilidad

En la segunda mitad de 2015 el índice de morosidad podría dar un giro

Los niveles de morosidad de las empresas descendieron un 31 por ciento en los tres primeros meses del año y encadenan 9 trimestres consecutivos a la baja, según el Índice de Crédito y Caución de Incumplimiento. Esta mejora es fruto de una exhaustiva elección de clientes realizada por el tejido empresarial, pero estos niveles se encuentran lejos de la estabilidad de los años anteriores a la crisis.

En 2007 comenzaron a notarse los primeros síntomas de malestar económico y los impagos aumentaron durante 2008. Los dos años siguientes experimentaron una leve mejoría, pero la alegría duró poco porque en 2011 y 2012 se produjo un fuerte empeoramiento. Finalmente, los impagos de las empresas notaron una nueva mejoría durante 2013 y 2014, llegando a los niveles actuales.

Las previsiones para 2015 son inciertas porque la evolución de la morosidad podría dar un giro hacia la segunda mitad de año debido al cambio del foco hacia la búsqueda de nuevos clientes, nacionales e internacionales, pese al difícil acceso delas empresas a la financiación bancaria. Muchas empresas están incrementando los riesgos de impago tratando de expandir su actividad comercial gracias a la devaluación del euro y la caída de los precios del combustible. Otra de las razones de dicha incertidumbre es la situación de Grecia, el riesgo de deflación y el estancamiento secular de la zona euro. La situación económica mostró un crecimiento menor al esperado y las insolvencias continúan por encima de los niveles previos a la crisis en prácticamente la totalidad de los mercados. Por esta razón, la evolución del Índice Crédito y Caución de Incumplimiento mantendrá una suave pendiente, reflejo de las mayores medidas de control y gestión del riesgo de impago.

Yasmina Pena