Internacional Nacional Sectores

Los impuestos medioambientales pierden peso en España

Es el sexto país por la cola de todos los comunitarios

Los impuestos medioambientales –aquellos que se utilizan para reducir o impedir las emisiones que dañan efectivamente el ambiente- tienen un peso reducido en España. De hecho, nuestro país es el sexto de la Unión Europeo donde menos contribuyen.

Según los últimos datos publicados por Eurostat este viernes, y con cifras que se corresponden al 2014, esta clase de tributos aportan solamente 19.251 millones de euros, lo que se corresponde con un 5,5 por ciento del total de impuestos.

Por sectores de procedencia, el 83,6 por ciento se corresponde al sector energético, el 12,9 al de transportes y el 3,5 por ciento restante se encuentra ligado a la contaminación.

Por delante de Francia y Alemania

Solamente Francia, Bélgica, Suecia, Luxemburgo y Alemania se sitúan por debajo de la tasa española, según se desprende de los datos publicados por la agencia comunitaria estadística.

Sin embargo, en el polo opuesto aparecen Eslovenia, con un 10,6 por ciento; Croacia, con diez puntos y medio; y Grecia, dos décimas por encima del 10 por ciento. Estos países compondrían el pódium de aquellos en los que los impuestos ambientales más ingresos aportan.

Para el conjunto de la Unión Europea, los impuestos medioambientales alcanzaron 343.600 millones de euros en 2014, lo que se corresponde al 6,3 por ciento del total tributado. Un mal dato, ya que supondría la pérdida de medio punto respecto a la registrada hace una década.

Sin embargo, la nota negativa la pone el hecho de que, aunque hayan crecido en cifras totales –durante la década 2004-2014-, en cuota ha caído en todos los países comunitarios; excepto Grecia, Eslovenia, Estonia, Italia, Letonia y Bulgaria.