Internacional Noticias Política

Los ingresos fiscales de España se sitúan en 33,% del PIB, por debajo de la media de la OCDE

El porcentaje representado por los ingresos fiscales en España en relación al PIB se situó en 2017 en el 33,7%, por debajo de la media de los países de la OCDE (34,2%).

Así se refleja en un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicado este miércoles, en el que se señala que dicha cifra supone un aumento de cinco décimas respecto al 33,2% de 2016, aunque en 2015 dicho dato fue del 33,6%.

Por impuestos, las contribuciones a la Seguridad Social supusieron el 34,2% del total ingresado por España, seguidas por el IRPF, que aportó el 21,4%, y el IVA, que aportó el 19,1%. Más lejos se situaron otros impuestos al consumo (10,3%), el impuesto de patrimonio (7,7%) y el Impuesto de Sociedades (6,8%), mientras que otros impuestos aportaron el 0,5% restante de los ingresos tributarios.

El informe de la OCDE clasifica a España con una estructura tributaria regional, al destacar su “alta descentralización”. En este sentido, señala que en 2016 el 41,6% de los ingresos fiscales fueron recaudados por el Gobierno central, mientras que los gobiernos autonómicos recaudaron el 14,7%.

Además, el informe detalla que desde 1975 hasta 2016 los ingresos de los gobiernos locales pasaron de suponer un 4% a un 10%, mientras que el peso de la Seguridad Social se ha reducido del 47,5% al 33,2%.

Los países de la OCDE con la mayor proporción de ingresos fiscales respecto al PIB son, según el informe, Francia (46,2%), Dinamarca (46%), Bélgica (44,6%), Suecia (44%) y Finlandia (43,3%). Por el contrario, México (16,2%), Chile (20,2%), Irlanda (22,8%), Turquía (24,9%), Corea del Sur (26,9%) y Estados Unidos (27,1%) tendrían la proporción más baja.