Economía

Los ingresos por cotizaciones deben crecer un 8,9% para cumplir con el déficit, según la AIReF

  • Hay un 99% de posibilidades de que la Seguridad Social incumpla con los objetivos
  • La máxima autoridad fiscal advierte un estancamiento en el proceso de corrección

Pese a que el crecimiento de la economía se traducirá en creación de empleo los ingresos por cotizaciones sociales no serán suficientes para tapar el agujero de las cuentas de la Seguridad Social.

El optimismo del 2,8% de incremento del total de afiliaciones en 2016, no se corresponde con el de entradas en caja, que sólo avanzará un 1,9%.

Este desfase implica que para  poder cumplir con los objetivos de déficit del -1,1% propuestos por el Gobierno, la recaudación por el llamado “impuesto al trabajo” deberá incrementarse un 8,9%. Desafío que supone que hay un 99% de posibilidades de que los Fondos de la Seguridad Social incumplan con los objetivos de este año.

Así se recoge en el primero de los Observatorios trimestrales de la Ejecución Presupuestaria de las Administraciones Públicas que esta mañana hacía público la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), con los que se pretende “dar seguimiento continuo” al estado de las cuentas públicas y “anticipar posibles medidas de corrección”.

Airef_SS_Fondos
Fuente: AIReF

Además de ese casi 100% de riesgo de incumplimiento, llama la atención que el aumento de ingresos por cotizaciones sociales se encuentra 1,1 puntos por debajo del 3% de aceleración para todo el año que la propia AIReF estimaba en su Informe sobre los Presupuestos Iniciales de las Administraciones Públicas del pasado mes de abril. Una diferencia para la que se antoja “difícil solución teniendo en cuenta los efectos de las bonificaciones tarifas planas y demás ayudas a la contratación”, afirma Miguel Córdoba, economista y profesor de  Economía Financiera en la Universidad San Pablo CEU.

Opinión similar a la vertida por fuentes de Asempleo desde donde lo consideran “irreal” y se refieren a las previsiones que arrojaban en su último informe, en el que situaban el incremento de ingresos por cotizaciones  en torno al 2,7% .

Pese a las incertidumbres, agravadas por la situación política del país, la buena noticia es la revisión de más de seis puntos respecto al 15% que se presumían en los cálculos de hace dos meses. Circunstancia que se podría justificar dado el ligero superávit que se podría generar en el SEPE dada la caída del -11% en las prestaciones por desempleo.

Fondo sin fondos

Otro de los lastres que doblegan al sistema es el agotamiento del Fondo de Reserva, que entre otras cosas se refleja en la merma de ingresos por intereses del 33%. Cantidad que “tenderá a converger a cero de aquí a finales de 2017”, afirman fuentes de la AIReF. Y todo a pesar de la mejora de los rendimientos obtenidos a partir de las inversiones del Fondo que al cierre del ejercicio del pasado año superaron los 12.000 millones.

Rendimientos SS_
Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Vistos los ritmos de recaudación lo que está claro es que los algo más de 32.000 millones de euros que quedan en ‘la hucha’ se verán de nuevo mermados por las disposiciones a las que el Gobierno se verá obligado dado el crecimiento de las pensiones al ritmo del 2,9%.

Asimismo desde el organismo que preside José Luis Escrivá apuntan  a un crecimiento del 11% en las prestaciones por incapacidad temporal.

En la cuerda floja

Respecto al conjunto de la Administración Central “no ha habido grandes cambios” explican desde la AIReF y consideran “exigente” el objetivo del -3,6% de déficit, ya que al efecto arrastre de los incumplimientos de años anteriores se añaden los “elementos irregulares” que se han producido durante el primer trimestre del año y que sitúan la diferencia entre ingresos y gastos en el -5%.

Una tendencia que se ve afectada por las tensiones en los ingresos por Impuesto de Sociedades, debido a los efectos de la Reforma fiscal y los cambios en el pago fraccionado.

A ello se añaden las “muy probables” desviaciones de seis comunidades autónomas en los objetivos (Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña, Aragón, Extremadura y Castilla La Mancha). En este sentido la máxima autoridad fiscal continua defendiendo su propuesta de “establecer distintos objetivos presupuestarios” para cada una de  las regiones. Medida que contribuiría además a evitar la relajación de algunas autonomías en el cumplimiento de la regla de gasto.

Máxima relajación

Por otra parte, esta mañana se han dado a conocer los informes relativos a los PEF (Planes Económico Financieros) de Andalucía, Aragón, Castilla – La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Madrid y La Rioja.

Con excepción de Aragón y Castilla – La Mancha, el resto  se han ajustado a las exigencias del Plan de Estabilidad Presupuestaria para este año e incluso Madrid y La Rioja podrían cerrar por debajo del -0,7% establecido.

No obstante desde la AIReF alertan de que, más allá de Extremadura, Aragón y Castilla –La Mancha, los PEF del resto de las comunidades “no incorporan” los acuerdos de no disponibilidad exigidos por Hacienda.

Asimismo, menos Castilla y León y La Rioja, las regiones  tampoco se adhieren a la regla de gasto sanitario.