Sectores

Los ingresos por turista caen un 7,8% hasta febrero

Sin embargo, el aumento de la demanda permitió al turismo incrementar hasta el 4,3% su contribución al PIB

España basa el crecimiento económico del sector turismo en el aumento de la llegada de visitantes extranjeros, un comportamiento que aunque parece positivo provoca un ‘más es menos’. Más visitas pero menos gasto. Y es que los ingresos por turista han caído un 7,8% en los dos primeros meses del año, aunque el descenso se viene produciendo desde 2013, según los datos recogidos y analizados por Exceltur. La diferencia entre las cifras es notable, mientras que la llegada viajeros ha crecido un 12,5% en los dos primeros meses de 2016, el gasto lo ha hecho apenas un 1,3%.

Las consecuencias que podrían acarrear un crecimiento basado meramenIMG_20160419_184209te en el volumen son importantes porque este notable incremento en el flujo de turistas es consecuencia de un suceso ocasional: la inestabilidad geopolítica. Los atentados de Turquía, Túnez y Egipto han provocado un desplome en la demanda internacional en dichos destinos. En concreto, los tres países en conjunto han perdido 870.000 visitantes, de los cuales la mayoría se han decantado por España.

Pero como todo en esta vida, siempre destaca un dato positivo. El sector ha incrementado hasta el 4,3% su contribución al PIB nacional, consecuencia del aumento de la demanda extranjera tras los atentados sufridos en otros países del mediterráneo e interior europeo, la sostenida recuperación de la demanda nacional y el turismo de negocios, el cual creció un 34%. Zoreda se hace eco de la situación y explica que la contribución a la economía continuará presente, un viento de cola que “se mantendrá en el segundo y tercer trimestre”, manifestó.

Por su parte, el empleo creció un 6,5%, registrando 88.974 nuevos afiliados a la Seguridad Social. Crece por encima de otros sectores, de forma que uno de cada cinco puestos de trabajo pertenecen al turismo.

Contribución de la Semana Santa

Al incremento turístico contribuyó, además de los factores anteriores, las vacaciones de Semana Santa. A ello cabe sumar el positivo comportamiento registrado este año, según los empresarios.

El tirón del consumo interno y la demanda extranjera provocó que el 77,4% de las empresas mejorasen sus ventas y que el 75,5% lo hiciesen en los resultados, las cuales han anotado incrementos de entre el cero y el cinco por ciento.

La confianza empresarial en máximos históricos

El incremento de la demanda turística ha llevado también a una mejora en la confianza empresarial, la cual creció hasta el 48,3 por ciento, su valor más alto desde 2002. El 64,8% de las empresas aumentaron sus ventas y el 55,3% cerraron el primer trimestre del año con mejores resultados ya que la mayor llegada de turistas permitió un aumento de los precios y una reducción del gasto financiero.

Esta  mejora se observa, principalmente, en los subsectores de hoteles urbanos, empresas de ocio y de alquiler de coches porque más del 70% de las sociedades registraron aumentos interanuales.

Yasmina Pena