Empresas Nacional

Los inversores de empresas en situación preconcursal tendrán prioridad para recuperar su dinero si la empresa quiebra

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy varios puntos, entre el que se encuentra la modificación de la Ley Concursal que tiene algunas medidas de carácter urgente para la refinanciación y reestructuración de la deuda de las empresas para evitar que compañías viables, pero con deudas o falta de financiación tengan que plantearse ir a concurso de acreedores.

Soraya Sáenz de Santamaría, la vicepresidenta del Gobierno ha sido la que ha anunciado esta modificación por Decreto Ley, y ha dicho que son unas medidas “para asegurar el futuro de las empresas, evitando situaciones de insolvencia y dotándolas de mayores instrumentos para potenciar la financiación y las reetructuraciones empresariales” ha concluido la vicepresidenta.

Ha dicho Sáenz de Santamaría que quieren que la legislación concursal no sea un problema para los procesos de refinanciación de las empresas que, aunque están endeudadas, son viables y pueden ser rentables. “Queremos impedir que un problema de liquidez y de solvencia puntual obligue al cierre de un compañía porque tiene ritmos o perspectivas de crecimiento y beneficio que le hacen viable en el largo o medio plazo” ha indicado.

La nueva ley permitirá que quienes aporten “dinero fresco” a una empresa en situación preconcursal pasen de tener una garantía por el 50% a tener la consideración de crédito contra la masa, lo que les pone por delante del resto de acreedores si la empresa va finalmente a concurso.

El decreto pasará al Congreso de los diputados para que sea convalidado. Se contemplan medidas para facilitar la celebración de acuerdos de refinanciación, para potenciar los mecanismos de quitas y aplazamientos de pagos y para la conversión de deuda en capital.

Redacción/Servimedia