Economía Empresas Noticias

Los números de Liberbank regresan al “verde” con un beneficio de 108 millones

Liberbank cosechó un beneficio neto atribuído de 108 millones de euros entre enero y septiembre, que contrastan con las pérdidas de 270 millones encajadas el pasado año, cuando sacrificó resultados en favor de provisiones para extirpar el ladrillo de su balance.

El banco subrayó que lo logra con incrementos en todos los márgenes de la cuenta: del 10,9% en el margen de intereses, del 4,6% en el bruto y del 24,2% en el de explotación “por la consolidación del mayor dinamismo de la actividad comercial bancaria típica” y una reducción del 7,9% en la partida de gastos.

Los recursos de clientes se incrementaron un 5,1%, especialmente de la mano del acuerdo estratégico firmado con J.P. Morgan AM, que le ha permitido incrementar un 27,1% el patrimonio gestionado en fondos de inversión.

El crédito con clientes avanzó en el mismo periodo un 6,2%, al tiempo que mejoró la calidad de la exposición crediticia porque redujo su morosidad en 4,37 puntos porcentuales entre septiembre de 2017 y el mes equivalente en 2018, situándola en el 6,15%.

Por la parte de la financiación detalló que aumentó un 46,4% la nueva concesión, con 4.491 millones de euros otorgados, lo que se tradujo en una expansión del 10,6% en el stock del crédito productivo. Esta expansión se apoyó en la aceleración del crecimiento en todos los segmentos, aunque especialmente en empresas, cuyo saldo financiado subió un 13,3%; en crédito al consumo a las familias (+5,7%) y Administraciones Públicas.

Mientras aceleró la financiación atacó con decisión su principal asignatura: los activos improductivos. Así, el volumen de financiaciones dudosas se redujeron en 894 millones, permitiendo que la tasa de impagos bajase en 4,37 puntos porcentuales, hasta el 6,15%, fruto de la gestión activa de la exposición con labores de recobro, regularización y venta de activos, según refirió.

Por su parte, la cartera de inmuebles adjudicados disminuyó un 31,9% en el año y le permitió disminuir el ratio de activos improductivos (adjudicados más dudosos) en ocho puntos porcentuales, dejándolo en el 14%.

Su hucha de dotaciones cubre a cierre de septiembre en un 50% el valor de esta cartera de activos dañados, aun cuando pudo ahorrarse un 36,8% de la factura de provisiones e, incluso, desdotar provisiones. Si entre enero y septiembre de 2017 había destinado 244 millones a esta hucha, en junio pasado acumulaba 170 millones, que en septiembre bajó a 154 millones.

“La consolidación de la mejora del negocio bancario típico, así como el mayor dinamismo comercial y la mejora de la calidad del activo, han tenido reflejo en el crecimiento de todos los márgenes de la cuenta de resultados hasta septiembre de 2018”, explicó el banco.

Por lo que respecta a la solvencia, Liberbank alcanzó un ratio de capital de máxima calidad CET 1 fully loaded del 12,1% y un capital total del 13,6%.