Destacado La buena noticia del día

Los paralímpicos españoles cierran el Mundial de Natación con 45 medallas

Los paralímpicos españoles han cosechado 45 medallas en el Campeonato del Mundo de Natación de México entre el 2 y el 7 de diciembre, de las cuales destacan un oro de Sarai Gascón, dos platas de Nuria Marqués y José Antonio Marí más las otras dos de Iván Salguero y Judit Rolo en la última jornada.

La nadadora más laureada en esta competición fue la barcelonesa de 18 años Nuria Marqués, con tres oros en 100 espalda, 200 estilos y 400 libre, además de dos platas en 50 y 100 libre y un bronce en 100 mariposa. La deportista de Sant Cugat, del Equipo AXA de Promesas Paralímpicas de Natación, demostró su polivalencia subiendo al podio en las seis pruebas que disputó.

También logró tantas medallas como carreras Sarai Gascón, que a los oros en 100 libre y 100 mariposa sumó en la última jornada el título en 50 libre con récord del campeonato. La de Tarrasa, que acaba de hacer 25 años, cumplió las expectativas con que llegaba a su quinto Mundial.

Tres veces subió igualmente al podio Teresa Perales, la nadadora española con más metales en Juegos Paralímpicos. La aragonesa se proclamó campeona en 100 metros libre, oro mundial que nunca antes había logrado, y subcampeona en 50 libre y 50 espalda.

La gran sorpresa del campeonato la dio Antoni Ponce, que conquistó una medalla de cada color -oro en 100 braza, plata en 100 espalda y bronce en 400 metros libre- en su recién estrenada categoría. Ponce, además, batió el récord del mundo en los 100 metros braza, una de las pocas plusmarcas rebajadas en la piscina mexicana.

Con un oro y dos bronce regresa de la capital federal Michelle Alonso. La deportista canaria con discapacidad intelectual recuperó el oro en los 100 metros braza con récord del Campeonato incluido distancia, en la que posee dos títulos paralímpicos, y añadió dos terceros puestos en 200 libre y 200 estilos.

El barcelonés Óscar Salguero confirmó su buen estado de forma al conseguir el título en los 100 metros braza de su clase, prueba en la que posee también el oro paralímpico. Además, el nadador del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat y del Equipo de Promesas sumó un bronce en 200 estilos.

Los cuatro representantes de la Federación Española de Deportes para Ciegos conquistaron más de una medalla en esta competición. Destacaron los cinco metales de Iván Salguero, con platas en 100 braza, 100 y 400 libre, y bronces en 50 libre y 200 estilos, en tanto que Marian Polo, debutante en un Mundial con 17 años, ganó una plata en 100 braza y un bronce en 50 libre.

Las dos jóvenes medallistas en Río 2016 María Delgado y Ariadna Edo también realizaron un buen papel en la Alberca Olímpica, donde se disputó la competición. Delgado se colgó plata y bronce en 50 y 100 metros libre, y eso que la zaragozana se perdió los 100 espalda por una indisposición. La de Castellón, por su parte, fue tercera en 100 y 400 metros libre, 100 mariposa y 200 estilos dentro e la clase S13.

Otros nadadores con discapacidad física subieron al podio en más de una ocasión: los valencianos José Antonio Marí y David Levecq. Y entre las mujeres, la extremeña Isabel Hernández fue segunda en 100 mariposa y tercera en 200 estilos, idéntico resultado al de la canaria Judit Rolo en 200 estilos y 50 mariposa.

Con una medalla vuelven de México dos históricos de la natación paralímpica española: el barcelonés Miguel Luque, plata en 50 braza, igual que en los Juegos de Río, y el vigués Sebastián Rodríguez, bronce en 50 libre. Miguel Ángel Martínez, en cambio, no tuvo tanta suerte y quedó cuarto en sus tres pruebas.

La Federación Española de Deportes de Personas con Parálisis Cerebral aportó cuatro nadadores a la selección española, todos ellos debutantes en un Mundial. Tanto Nerea Barrientos como Alejandro Rojas quedaron a las puertas del podio con varios cuartos puestos, mientras que Aralar Pérez logró un quinto y Josu Pérez un octavo.

También disputaron su primera gran competición internacional con buenos resultados Eva Coronado y Carlos Martínez. Tanto la valenciana como el madrileño consiguieron disputar todas las finales en las que se inscribieron.

Los 23 deportistas españoles se repartieron un total de 45 metales (10 oros, 16 platas y 19 bronces) y finalizaron en la sexta posición del medallero, liderado por China (30 oros, 16 platas y 10 bronces), Estados Unidos (21, 20 y 13), Italia (20, 10 y 8), Brasil (18, 9 y 9) y Bielorrusia (11, 7 y 2). España, sin embargo, fue el tercer país con mayor número de podios.