Sectores

Los pediatras denuncian la falta de 200 especialistas en España

La Asociación de Pediatras en atención primaria (AEPap) denunció este viernes que en España faltan 200 especialistas en pediatría de atención primaria, con lo que se podría suplir jubilaciones y poner fin al intrusismo laboral.

En su décima reunión anual, enmarcada en el Congreso Extraordinario de la Asociación Española de Pediatría, la AEPap reflexionó acerca de la delicada situación por la que atraviesa el gremio, además presentó diversas herramientas de mejora del servicio. La presidenta de la AEPap, la doctora Rosa Domínguez, destacó que el objetivo principal es que todo niño tenga un pediatra de cabecera en este país: “No es algo sencillo, pero lucharemos”.

En palabras del secretario general de la AEP, el doctor Ángel Carrasco, la labor de los pediatras en atención primaria “ha sido primordial para que los indicadores de salud de los niños españoles sean mejores que en otros países más ricos como Reino Unido”.

No obstante, tal y como denuncia la AEPap, en la actualidad numerosos puestos de pediatría en atención primaria están ocupados por profesionales de otras especialidades. “Hay un déficit de 200 pediatras en atención primaria, con ellos cubriríamos no sólo jubilaciones y sustituciones, sino también parcialmente plazas ahora ocupadas por médicos que no son pediatras”, destacó la doctora Domínguez.

Plenamente conscientes de la situación del país, Carrasco destacó las ventajas económicas que aportan estos profesionales: “Los niños atendidos por pediatras son menos hospitalizados y toman menos antibióticos, lo que supone un ahorro económico”.

Este consumo fue uno de los temas más tratados en la reunión, pues España se enmarca como uno de los países europeos donde más antibióticos son recetados y donde se registra una mayor inadecuación en su prescripción. Estas incongruencias vienen provocadas por la falta de pruebas diagnósticas que permitan a los pediatras en atención primaria realizar un diagnóstico correcto de enfermedades infecciosas o respiratorias, mayoritarias en niños.

“Resulta fundamental disponer de herramientas que permitan precisar los diagnósticos. Por ello, las pruebas de diagnóstico rápido serían de gran utilidad ya que contribuyen a reducir la variabilidad además de favorecer un uso racional de los antibióticos”, aseveró el doctor César García Vidal. Esta inadecuación repercute en una elevada tasa de resistencia bacteriana en la población infantil. La AEPap solicitó ya estas ayudas al Ministerio de Sanidad.

MEJORAS DEL SERVICIO

Con el objetivo de optimizar su atención a los pacientes, la AEPap desarrolló una red de vigilancia epidemiológica pediátrica para el territorio español denominada “PAPenRed”, cuyo objetivo es servir de referencia para el conocimiento de diferentes aspectos epidemiológicos en relación con problemas de salud de la población pediátrica. Hoy se presentó el informe de su primer estudio sobre ‘Accidentes en la infancia’ y está en marcha un nuevo trabajo acerca de ‘Gastroenteritis Bacteriana’.

Asimismo, la AEPap anunció la edición de una serie de decálogos (sobre asma y prevención de accidentes) para informar a la sociedad acerca de diversas patologías y el modo de afrontarlas. “Son herramientas realizadas para ser utilizadas tanto en colegios como en centros de salud, con el objetivo de ofrecer consejos prácticos a padres y profesores”, reseñó la doctora Domínguez, para quien la colaboración de familiares y docentes en el entorno del infante es esencial para el tratamiento del asma. “Ha habido una mejora en la atención y seguimiento del asma en atención primaria aunque reivindicamos la participación de enfermería en labores de educación del paciente pediátrico”.