Los portales inmobiliarios observan cierta ralentización en la compraventa de vivienda

Los portales inmobiliarios achacan a la estacionalidad la caída en un 3,1% de la compraventa de viviendas en abril, pero al mismo tiempo consideran que puede haber una ralentización del sector, al valorar los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) de la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad.

Él director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, señaló que el recorte es “poco significativo, pero podría poner sobre la mesa la supuesta inestabilidad de este indicador desde primeros de año, dado que subió en marzo y febrero pero cayó enero”.

“No obstante”, indicó, “este pequeño ajuste tiene más que ver con motivos estacionales que con una tendencia, dado que en abril de este año tuvo lugar la Semana Santa, mientras que en 2018 cayó en marzo”.

Por su parte, el jefe de estudios de idealista, Fernando Encinar, afirmó que “los datos muestran un enfriamiento en el ritmo de crecimiento, ya que la caída del 3,1% interanual es el mayor descenso registrado desde abril de 2017”.

Además, apuntó que “durante los cuatro primeros meses del año se han vendido un 2% más viviendas que durante el mismo periodo de 2018, apoyadas por un fuerte crecimiento en el cierre de operaciones de obra nueva”, por lo que agregó que “todavía es temprano para confirmar si se trata del techo de compraventas o de un compás de espera tras la agitada primavera electoral que hemos vivido en España este año”.

En este segundo caso, Encinar considera que “es probable que sigamos viendo cierta ralentización durante los próximos meses, hasta que se cierren los pactos postelectorales en todas las administraciones y los potenciales compradores conozcan las políticas que se aplicarán en cada caso”.

En cuanto a Fotocasa, su directora de estudios, Beatriz Toribio, destacó que “se trata de la segunda caída interanual en el número de compraventas en lo que va de año” y explicó que “es fruto del efecto estacional propio de la Semana Santa, pero también de la normalización a la que tiende el mercado”, ya que “desde hace meses se aprecian signos de menor crecimiento que van en línea con el contexto económico”.

En este sentido, Toribio subrayó que “desde finales de 2018, las diferentes estadísticas que miden la salud del sector muestran signos que apuntan hacia un menor crecimiento en la actividad del mercado que harán que en 2019 la vivienda tenga un comportamiento más moderado. Pero seguimos en un ciclo positivo”.

VIVIENDA NUEVA Y USADA

Por otro lado, los portavoces tanto de pisos.com como de Fotocasa destacaron que, aunque la segunda mano cerró más operaciones que la obra nueva, sus evoluciones son distintas, ya que la vivienda usada cayó un 5,6% respecto al mismo del año pasado y la nueva subió un 9,3%.

Para Beatriz Toribio, “en 2019 la vivienda de obra nueva va a arrebatar el protagonismo a la de segunda mano, debido al fuerte interés por este tipo de vivienda por parte de los compradores y a la mayor oferta que se ha puesto en el mercado en el último año como consecuencia de la reactivación de la actividad constructora”. Mientras, para Ferran Font, “se trata de un comportamiento que llevamos observando desde hace meses y que constata que la demanda lleva tiempo sin encontrar lo que busca en el stock a la venta. Por eso, hoy se están inscribiendo las compras sobre plano realizadas hace un año y medio aproximadamente”.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies