Política Sectores

Los precios de la luz y los carburantes hacen caer el IPC un 0,9%

El índice baja cinco décimas respecto al mes de agosto y acumula ya dos meses en negativo 

El Índice de Precios al Consumo (IPC) abandona la senda positiva de los últimos meses y vuelve a caer por segunda vez en este mes de septiembre tras el pasado agosto. Según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el IPC cayó un 0,9 por ciento en tasa interanual en el noveno mes del año, una tasa cinco décimas inferior a la del pasado agosto.

Esta segunda rebaja consecutiva se debió a la intensa caída de los precios energéticos de carburantes y electricidad, que registraron una bajada del 16,4 por ciento y del 13,6 por ciento, respectivamente.

Por su parte, la inflación subyacente (que excluye los elementos más volátiles del IPC, como la alimentación fresca y la energía) aumentó en septiembre una décima, hasta el 0,8 por ciento como consecuencia de los bienes industriales no energéticos (BINE) y servicios, que aumentaron su tasa anual una décima, hasta el 0,4 y el 0,9 por ciento cada uno.

En términos intermensuales, el IPC descendió en septiembre un 0,3 por ciento motivado también por el abaratamiento del tres por ciento en los productos energéticos, lo que respondió tanto a una caída del 3,8 por ciento de los precios de la electricidad como de los carburantes y combustibles, que cayeron un 2,7 por ciento.  También contribuyeron a la bajada del índice los servicios, con un descenso del 0,8 por ciento, debido a la disminución de la rúbrica de turismo y hostelería, que bajó un 2,3 por ciento, y en menor medida los alimentos no elaborados, con un retroceso del 0,2 por ciento, especialmente por las frutas frescas, cuyo precio disminuyó un 5,7 por ciento.

Asun Infante