Política Sectores

Los precios industriales caen un 1,4% en mayo y suman once meses en negativo

El sector de la energía es el que más influye en la bajada del índice

El Índice de Precios Industriales (IPRI) experimentó una caída del 1,4 por ciento en mayo con una disminución de cinco décimas respecto a la tasa registrada en abril, según los datos provisionales publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este recorte interanual, el IPRI suma ya once meses en negativo tras lograr el pasado junio su primera tasa positiva en seis meses.

En esta evolución, la energía es el sector industrial que más influyó negativamente con una tasa del -7,5 por ciento a causa de la estabilidad de los precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica de este mes, frente a la subida registrada en 2014. En menor medida, también afectaron la bajada de los precios de la producción del gas y la distribución de tuberías por combustibles gaseosos, que registró su tasa más baja desde junio de 2010.

Por su parte, bienes de equipo aumentó su variación anual dos décimas, hasta el 0,8 por ciento, debido, fundamentalmente, al incremento de los precios de la fabricación de locomotoras y material ferroviario. Le siguieron los bienes intermedios, cuya tasa se incrementó una décima hasta el 0,1 por ciento a consecuencia del aumento de los precios de fabricación de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos y caucho sintético en formas primarias y la fabricación de productos de plástico.

En tasa mensual, el IPRI registró una subida del 0,3 por ciento en mayo y encadena ya cuatro meses con tasas positivas. En este caso, la energía fue el sector que más contribuyó en este aumento con una tasa del 0,7 por ciento debido a la subida de los precios del petróleo. Bienes de equipo se incrementaron un 0,3 por ciento a causa del incremento de los precios de fabricación de locomotoras y material ferroviario, y bienes intermedios tuvieron repercusión con una subida del 0,1 por ciento a consecuencia de la subida de precios de fabricación de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos y caucho sintético en formas primarias. En el lado apuesto, se situaron los bienes de consumo duradero, con una tasa del cero por ciento debido a la disminución de los precios de la fabricación de artículos de joyería, bisutería y similares.

Por Comunidades Autónomas, la tasa anual del IPRI disminuye en 13 de ellas. Las mayores bajadas se producen en Islas Baleares (2,3 por ciento), Comunidad de Madrid (0,1 por ciento), Principado de Asturias (2 por ciento) e Islas Canarias (–4,4 por ciento) cuyas tasas disminuyen 8,2, 2,5, 2,4 y 2,4 puntos, respectivamente. Por su parte, entre las Comunidades Autónomas que aumentan su tasa anual destacan Castilla-La Mancha (–3,8 por ciento) y País Vasco (–1,3 por ciento), con subidas de seis y cinco décimas, respectivamente.

Asun Infante