Noticias

Los préstamos españoles a tasa fija estilo estadounidense rompen el molde

Los bancos españoles están tratando de convencer a los compradores de viviendas de cambiar sus costumbres y sacar hipotecas a tasa fija estilo estadounidense por hasta treinta años.

Banco de Sabadell SA, el quinto de España por dimensiones, en enero comenzó a comercializar una hipoteca a tasa fija a treinta años a 3,95 por ciento. CaixaBank SA, la tercera institución de préstamo, ofrece hipotecas por hasta diez años a una tasa de 2,5 por ciento a 3 por ciento. Con esto rompen el molde en un país en el que el 90 por ciento de las hipotecas en vigencia tienen tasa variable.

Los bancos están tratando de aumentar los ingresos provenientes de préstamos hipotecarios ante las señales de que el mercado inmobiliario español está saliendo de una caída de siete años de duración. La tasa interbancaria de la zona euro conocida como Euribor, que se usa para fijar el precio de la mayor parte de las hipotecas españolas a tasa variable, se desplomó de más de 5 por ciento en 2008 a menos de 0,3 por ciento. Esto priva a los bancos de los ingresos que obtenían por los 13,8 millones de hipotecas que otorgaron durante los diez años de auge del sector inmobiliario que terminaron en 2008.

“Los bancos mejoraron sus balances y ahora están en una mejor situación de capital”, dijo José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup Bank en Madrid. “Pero en un entorno de bajas tasas de interés, les es necesario ser más rentables”.

En septiembre, el Banco Central Europeo rebajó su tasa de interés de referencia, que influye en la Euribor, de 0,15 por ciento a 0,05 por ciento. El programa de flexibilización cuantitativa de un billón de euros, anunciado el 22 de enero, podría mantener bajas las tasas durante algún tiempo.

Banco Sabadell prevé que el 20 por ciento de todas sus hipotecas nuevas este año serán préstamos a tasa fija, dijo Albert Figueras, director de banca minorista.

Beneficios para ambas partes

“Con tasas de interés bajas y préstamos a largo plazo, las expectativas son que la Euribor vuelva a subir en el futuro”, añadió. “Asegurarse una tasa fija ahora beneficia tanto al cliente como al banco”.

Sabadell se protege del riesgo de que las tasas aumenten en el futuro a través de contratos de derivados, explicó Figueras.

Si bien las hipotecas a treinta años son comunes en los EE.UU., la mayoría de los compradores europeos de viviendas sacan préstamos a tasa flotante o préstamos más cortos a tasa fija. En Alemania, el plazo promedio es de doce años, mientras que en el Reino Unido las hipotecas a tasa fija suelen tener un plazo de dos a cinco años.

Sabadell también ofrece una hipoteca a quince años con una tasa fija de 3,5 por ciento. Eso se aproxima al costo promedio de los préstamos hipotecarios españoles a tasa variable desde que el Banco de España comenzó a reunir datos en 2003.